Mmmm… Cómo nos gusta un buen plato de comida real y saludable. Especialmente a esas horas del día en las que el estómago no para de rugir…

No hay nada mejor para saciar el hambre que los snacks saludables y alimentos ricos en nutrientes, vitaminas, proteínas y bajos en calorías que, además de ayudarnos a recuperar energía, nos hacen disfrutar de sabores deliciosos.

¡Los tenemos de todos los colores! Por ejemplo, el rojo del tomate, el verde del aguacate, el morado de la berenjena, el amarillo del pimiento, el naranja de la zanahoria…

Con lo que comer comida real resulta saciante, placentero, divertido… ¡y sano! Pero, ¿qué es realmente la comida real? ¿Cuáles son los alimentos que pueden clasificarse como tales? ¿Y qué beneficios aportan a nuestro organismo?

Volver a lo natural es volver a quererse, mimarse y cuidarse.

¿Cuáles son los beneficios de la comida real o #RealFood? ¡Descúbrelos! Clic para tuitear

Si te pica la curiosidad, te ayudamos a aliviarla con este contenido. A continuación, responderemos a todas esas preguntas. ¿Te quedas?

¿Qué es la comida real o real food?

La definición más sencilla de comida real, podría darse con tan solo tres palabras; come comida sana.

Básicamente, este tipo de alimentación consiste en incluir en nuestra dieta diaria alimentos sin procesar (o lo más naturales y menos alterados posible). Por lo tanto, quedan fuera los procesados y, más aún, los ultraprocesados.

Los primeros, pueden tener propiedades saludables y ser recomendables, como por ejemplo el aceite, la leche o el pan, pero los segundos deberían estar prohibidos.

¿Cuáles son los alimentos que entran dentro de la clasificación de comida real? Por ejemplo; fruta, verdura, hortalizas, legumbres, frutos secos, pescado, huevos, cereales, tubérculos, leche fresca o carne sin procesar. Rico, ¿no?

Si quieres llevar una vida saludable, estos son el tipo de alimentos que deberías tomar en cada comida. ¿Y qué otros hábitos podrías añadir para sentirte bien cada día? ¡Vamos a verlos!

  • Bebe agua. Te ayudará a estar hidratado, limpiar tus riñones, prevenir enfermedades, cuidar tu piel…
  • Enamórate de los vegetales. Estos te aportarán propiedades antioxidantes, vitaminas, fibra, fuerza para tu sistema inmune…
  • ¡Mueve tu cuerpo! Aumentarás tu energía, tu autoestima, cuidarás de tu corazón y evitarás enfermedades.
  • Duerme como un bebé. El buen descanso es igual a salud. Respeta tus horas de sueño y planifica tu rutina de cada día.
  • Disfruta. Comer comida real puede ser un festín para tu paladar. Prepara platos sanos, ricos y ¡saborea cada bocado!

Beneficios de comer comida real

Seguro que ahora ya tienes más claro qué es la comida real e, incluso, te puedes hacer una idea de los beneficios que puede tener para ti este tipo de alimentación.

Cualquier hábito saludable que incorpores en tu vida va a venir repleto de mejoras que van a sumar bienestar, felicidad y confort. Pero cuando se trata de enriquecer tu organismo con elementos naturales, ¡la vitalidad saldrá por cada poro de tu piel!

Veamos más ventajas:

Te ayuda a evitar el sobrepeso

Comer real food es igual a librarte de los azúcares añadidos que contienen otros alimentos procesados. ¡El gran culpable del sobrepeso! Con lo que, además de sentirte mejor por dentro, te sentirás mejor por fuera, más ágil, con mejor autoestima y más preparado para afrontar el día a día.

Es tu escudo frente a enfermedades

Librarte de las grasas saturadas y la sal te ayudará a cuidar de tu corazón. ¡Para que bombee al ritmo de tu canción favorita!

Comer comida sana o real food protege a tu organismo de la aparición de enfermedades y patologías, además de desintoxicar y purificar tu cuerpo.

Contienen nutrientes naturales

Al no estar alterada ni manipulada, la comida sana mantiene todas sus cualidades íntegras. Con lo que están repletas de vitaminas, nutrientes, minerales y elementos beneficiosos para tu salud que van directos a tu organismo.

Pásate a la alimentación saludable y te alejarás de aditivos y conservantes que no favorecen en nada tu bienestar y calidad de vida.

Fortalece tu sistema inmune

El estado de tu sistema inmunitario, es clave para que pueda luchar contra aquellos patógenos que quieren invadir tu cuerpo. La comida real es capaz de crear todo un ejército para luchar contra cualquier intruso que quiera entrar y proteger tu tesoro más preciado; tu salud.

Hay muchos alimentos que ayudan a fortalecer a tu sistema inmune. Por ejemplo el ajo, las almendras, los arándanos, los boniatos, el brócoli, los champiñones, el chocolate negro o los cítricos.

Reduce la sensación de hambre

Otro de los beneficios de la comida real es que tienen capacidad saciante, con lo que la sensación de hambre entre comidas desaparece (o es menor). Esto, a la vez, aporta vitalidad para enfrentarse a las tareas diarias, además de aumentar la concentración y eficacia, tanto en el trabajo como en el cole.

Mejora el tránsito intestinal

Los niveles de fibra en este tipo de alimentos son muy elevados. Como consecuencia directa, favorece al tránsito intestinal. El impacto en tu sistema digestivo es muy positivo; te sentirás menos hinchado y pesado, y esto se reflejará en tu exterior. ¡Te verás mejor que nunca!

Te aleja del antojo de azúcar

El azúcar causa el efecto contrario a todos los beneficios de los que hemos estado hablando aquí. Por tanto, alejarse de él supone un gran paso. Lo que ocurre es que en la mayoría de los casos genera adicción y es muy complicado dejar de ingerirlo.

Pero, ¿sabes qué? ¡Tú puedes conseguirlo! Todo es cuestión de hábitos, pues en cuanto dejes atrás aquellos que no favorecen a tu salud, e incorpores otros que te cuidan y respetan, verás como poco a poco no te suponen ningún esfuerzo. ¡Y más si ves cambios positivos!

Confía en ti y en tu fuerza de voluntad. Aunque la adicción no es buena… estamos seguro que en poco tiempo te volverás adicto a comer comida real. Así que, abre la despensa y empieza a llenarla de zanahoria, lechuga, tomate, pimiento, lentejas, garbanzos, patatas… ¡y crea tus propias recetas real food!