Seguro que has escuchado más de una vez la frase “somos lo que comemos”. ¿Verdad? Tu alimentación determina en gran medida la cantidad de energía que tienes durante el día, el nivel de concentración del que disfrutas, tu salud, tu vitalidad, tu bienestar…Hay incluso enfermedades que están estrechamente ligadas a malos hábitos alimenticios.

Al contrario de lo que puedas pensar, comer sano no es aburrido ni insípido. Hoy día existen miles de recetas que puedes crear con ingredientes naturales que están para chuparse los dedos. Y además sientan de maravilla.

El desayuno, la comida o la cena pueden ser grandes momentos para relajarse, disfrutar, saborear nuevos platos, tener buenas conversaciones con la familia, aprender a cuidarse… Y, en definitiva, para sentirse bien.

[box type=”warning”] Los supermercados están repletos de ultraprocesados que debemos evitar a toda costa.[/box]

¿Te animas a llevar una alimentación más saludable? Tanto si vas a incorporar nuevos alimentos, como si ya basas tu dieta en ingredientes naturales, antes de comprar revisa las etiquetas.

Qué son los alimentos ultraprocesados y por qué deberías eliminarlos de tu cesta Clic para tuitear

De eso va el post de hoy. Vamos a hablar sobre los alimentos ultraprocesados y daremos algunos ejemplos a los que debes prestar especial atención.

[box] Cuando te alimentas a partir de ingredientes naturales estás cuidando de ti, de los tuyos y del medioambiente.[/box]

¿Qué son los alimentos ultraprocesados?

[box type=”info”] La comida ultraprocesada es toda aquella que ha sido fabricada de forma industrial, no contienen ningún alimento completo, sino derivados de los mismos y además sus ingredientes han sido previamente procesados.[/box]

Por ejemplo, es muy común leer en su etiquetado que contienen materias primas refinadas, como proteínas, azúcar, aceite… y aditivos, como los potenciadores del sabor, colorantes, conservantes… ¡Una composición muy poco saludable!

Si lees algo de esto, deja ese alimento en su estantería. Estas sustancias solo aportan a tu cuerpo calorías vacías, no son nada nutritivas y además perjudican a tu salud. ¡Son las causantes de una gran mayoría de enfermedades cardiovasculares! Y la razón número uno de la obesidad.

El gran problema es que estos ultraprocesados conforman el 80% de los productos que podemos encontrar en un supermercado. Están fabricados para fomentar su consumo y, además, todos esos ingredientes que nombramos antes estimulan las ganas de comerlos.

¡Hay que volver al mercado de barrio! ¿No crees? Al final, la vida moderna nos ha alejado de hábitos de vida saludables y está dañando el planeta.

[box type=”warning”] El 99% de los alimentos ultraprocesados están envasados en plásticos. Es decir, el peligro que conllevan es doble. [/box]

¿Cuáles son los alimentos ultraprocesados?

Ahora, veamos cuáles son los alimentos ultraprocesados más comunes. Esos que debemos evitar en nuestras comidas para vencer al enemigo número uno de nuestra salud.

Así que ya sabes, revisa tu lista de la compra y considera visitar supermercados ecológicos.

Bollería

Es preocupante leer que la mayoría de los consumidores de estos ultraprocesados son niños. Los consumen en el recreo del colegio y en la merienda principalmente, y no son nada recomendables para nadie en general y para ellos en particular.

Los pequeños están en constante desarrollo y crecimiento y para que lo hagan correctamente, sanos y fuertes, deben alejarse de este tipo de comida. Deben consumir alimentos saludables, caseros y de origen natural. Si se acostumbran a comer sano desde niños, por ejemplo con platos divertidos con frutas y verduras, tendrán una mejor calidad de vida.

Estos alimentos contienen muchas grasas, azúcares y aditivos poco o nada recomendables. ¡Elimínalos de tu despensa y tu organismo sonreirá!

Snacks dulces o salados

¿Quién se puede resistir a un snack de media mañana o de media tarde? Especialmente si la jornada está siendo complicada o no hemos comido bien. Al hablar de snacks ultraprocesados, nos referimos a patatas fritas, chucherías, chocolates…

Debemos evitar los snacks repletos de ingredientes que perjudican a nuestra salud, para sentirnos mejor y no poner en riesgo nuestro bienestar.

Piensa que también existen otros snacks alternativos más saludables, e incluso caseros, con los que seguirás disfrutando entre horas sin poner en riesgo tu salud.

Salchichas

Las salchichas normalmente están hechas de restos de animales, grasas, vísceras, sangre… Y, aunque sean un alimento atractivo para los ojos, no lo es para nuestro cuerpo. Hay algunas que incluso contienen nitrito de sodio, un compuesto que está muy relacionado con el desarrollo de cáncer.

Esto no es ninguna broma. La OMS ya lo ha advertido; hay que tener cuidado, son sustancias que en el estómago se transforman en nitrosaminas, un compuesto cancerígeno.

Nuggets de pollo y similares

Estos ultraprocesados lo que menos contienen es carne de pollo. Pero están repletos de calorías, sal y grasas nada recomendadas. A pesar de ello son uno de los alimentos favoritos de los niños.

Tienen buen sabor, son atractivos visualmente, económicos, fácil de cocinar… Y todo eso hace que no falten en la mayoría de los congeladores de los hogares. ¿Por qué no los haces tú mismo? Compra la materia prima, asegúrate de que no está ultraprocesada y crea tus propios nuggets de pollo saludables.

Pizzas

Otro de los grandes alimentos ultraprocesados a los que recurrimos frecuentemente. De nuevo atraídos por su sabor, la rapidez del cocinado… Pero igual que en el caso anterior, podemos disfrutar de una pizza deliciosa haciéndola nosotros mismos con ingredientes saludables.

Empezando por la masa a la que puedes añadir una harina que no esté refinada, incluso puedes innovar y elaborar una base para pizza de zanahoria o coliflor, ¡están muy ricas!

A la hora de elegir ingredientes, escoge aquellos que realmente sean alimentos, como por ejemplo tomate, queso, verduras, hortalizas, carnes y pescados sin alterar… ¡Y al horno! En 20 minutos estarás disfrutando de una pizza casera sana y deliciosa.

Antes de acabar, conviene destacar las diferencias entre alimentos procesados y utraprocesados:

  • En este post hemos visto los alimentos ultraprocesados, que no son nada saludables.
  • Por el contrario, los alimentos procesados no han sido alterados y conservan la materia prima original (aceite, garbanzos, lentejas, pasta, guisantes congelados, pan…).

Sin darnos cuenta, estamos metiendo en nuestro organismo sustancias que nos perjudican y, lo peor aún, se las estamos dando a nuestros hijos pensando que están recibiendo una buena alimentación.

Ahora que ya sabes qué son los alimentos ultraprocesados y los peligros que implican, evítalos, vuelve a lo natural y cuídate. ¡Nadie lo hará mejor que tú!