¿Cómo es tu estilo de vida? ¿Sedentario, deportivo, vegano, estresante…? Sea cual sea influye en tu bienestar, sensaciones y emociones. Por ello, resulta esencial cuidarlo y adquirir hábitos que te conduzcan hacia el mejor estado posible.

Alejarse de todo aquello que perjudica a nuestro cuerpo, es el primer paso que debes dar para tener una salud de hierro y una vitalidad inigualable. De esta forma, es posible disfrutar de todo lo que el día a día nos pone por delante.

Pero hay más. Los estilos de vida saludables están asociados a momentos eco, de respeto con la naturaleza y el entorno y a hábitos sostenibles. Sumarse a ellos te brindará la oportunidad de sentirte mejor por fuera y por dentro e, incluso, a vivir en un mundo más limpio y libre de residuos.

Cuida tu bienestar físico, mental y social y disfrutarás de una vida plena y repleta de momentos para recordar.

¿Qué es un estilo de vida según la OMS? Descúbrelo e identifica el tuyo con estos 5 ejemplos Clic para tuitear

¡Tu lifestyle condiciona tu futuro! Descubre cómo puedes enfocarlo hacia un punto de vista más ético, saludable y comprometido.

Estilo de vida: Definición

La definición de estilo de vida, va a depender en gran medida de quién esté detrás de ella. Por ejemplo, no es lo mismo la definición que da la OMS que la que puede dar otro organismo especializado en la sostenibilidad.

De cualquier modo, los estilos de vida saludable están relacionados con todo aquello que nos haga sentir bien y no comprometa nuestra salud ni la de los demás. Por ejemplo, pasear por la naturaleza, llevar una dieta equilibrada, hacer ejercicio de forma regular, reutilizar envases y otros materiales, cuidar del entorno…

Mantenerse cerca de actitudes y hábitos como estos, y lejos de otros que pueden dañar nuestra salud y la del planeta, nos ayuda a no contraer enfermedades, huir del estrés, evitar depresiones y otros muchos impactos negativos.

Concepto de estilo de vida según la OMS

Veamos de un modo más específico cuál es el concepto según la OMS. Para ello nos remontamos al año 1986, que fue cuando este organismo lanzó su definición al mundo.

Según la OMS, el estilo de vida es el resultado de un conjunto de hábitos que nos permiten disfrutar de un equilibrio entre bienestar físico, mental y social.

Es decir, la definición está formada por tres componentes que juegan un papel clave en el desarrollo de nuestro día a día:

  1. La salud física. Esta hace referencia al buen funcionamiento de nuestro organismo, así como a la ausencia de enfermedades. En este sentido, la prevención es imprescindible. Y, por ello, llevar una dieta equilibrada y alejada de azúcares, ultraprocesados y sustancias tóxicas nos ayuda a sentirnos mejor.
  2. La salud mental. En cuanto a la salud mental, podemos hablar de la ausencia de estrés, cansancio, ansiedad y de cuidado personal, de autoestima y pensamientos positivos.
  3. La salud social. Por último, el bienestar social hace alusión a las relaciones que tenemos con otras personas, nuestra participación en el desarrollo de la sociedad y otros factores que influyen en nuestra calidad de vida: tener una vivienda digna, condiciones laborales favorables, buena educación…

El equilibrio entre estos tres elementos, es sinónimo de estilo de vida saludable. Es muy importante no descuidar ninguno y prestar atención a los detalles que los definen.

Ejemplos de estilos de vida

Después de explicar qué es y entender cuáles son los factores que intervienen en él, veamos algunos ejemplos de estilos de vida. ¿Te parece? ¡Descúbrelos e identifica el tuyo!

  • Estilo de vida saludable. Este es el más completo de todos. Y combina buenos hábitos de alimentación, actividad física, relación con el medioambiente, actividad social y prevención. ¡Va a por todas!
  • Estilo de vida sedentario. Normalmente quienes siguen hábitos sedentarios no gozan de buena salud física. El sedentarismo lleva a padecer dolores y molestias en músculos y articulaciones que les impiden realizar determinadas actividades. Si te sientes identificado… ¡Levántate de la silla!
  • Estilo de vida minimalismo. Este otro ejemplo se basa en la simplificación. Quienes lo practican únicamente se enfocan en buscar lo más imprescindible y se alejan de cualquier derroche o mal uso de sus recursos. ¿Es el tuyo?
  • Estilo de vida activo. Con su nombre te puedes hacer una idea de lo que significa. Un estilo de vida activo es aquel que siguen las personas que hacen ejercicio de forma regular, no paran de aprender, viajar y realizar todo tipo de actividades. ¡Todo un culo inquieto!
  • Estilo de vida eco. Y, por último, encontramos uno de los ejemplos de estilo de vida que más adeptos está ganando en los últimos tiempos. Seguir prácticas sostenibles y ser responsables con el medioambiente nos ayuda a vivir en un mundo mejor. ¿Te animas a incorporarlas en tu día a día?

Tendencia hacia estilos de vida más saludables

Si no eres feliz con tu estilo de vida actual, ¡atrévete a cambiar! Siempre es bienvenido hacer modificaciones en cualquiera de nuestras áreas vitales para sentirnos mejor. En la evolución está la solución.

Es cierto que después de los meses de confinamiento a causa de la pandemia que estamos atravesando, nuestro lifestyle puede verse afectado. Sin embargo, también podemos darle un giro radical y reorientarlo hacia vías que nos ayuden a cuidarnos por dentro y por fuera. Por ejemplo, modificando hábitos alimenticios, reservando un horario para nuestro cuidado personal, haciendo ejercicio aunque sea en casa, cuidando la higiene en el hogar

Si tienes espacio, una excelente idea podría ser crear un mini huerto orgánico para consumir productos libres de tóxicos. Incluso tomar cursos que te ayuden a cocinar nuevas recetas con ellos. Hay un sinfín de posibilidades para un cambio de estilo de vida. Y con fuerza de voluntad, ¡se puede lograr!

Los hábitos de vida saludable son imprescindibles para desarrollarse de forma correcta, tener capacidad mental para resolver problemas, educar a nuestros hijos, mejorar lo que no nos gusta… Y en definitiva para tener una vida plena y disfrutar de ella. ¿Has decidido ya cuáles vas a incorporar? ¡Ve a por todas y cuídate!