La salud es un requisito indispensable para poder disfrutar de una vida plena. Sin embargo, son muchas las personas que todavía no siguen hábitos de vida saludable.

Puede ser por desconocimiento o por falta de voluntad. Para las personas que se encuentren en el primer caso, la información que vamos a compartir en este artículo servirá para aportar luz y acabar con los malos hábitos.

Para aquellos que tengan que luchar contra la falta de voluntad, necesitarán un cambio de mentalidad. Es decir, abandonar viejos patrones de pensamiento asociados con hábitos que perjudican a la salud para, así, asumir otros nuevos que les motive a cuidar de sí mismos.

Cuídate y disfrutarás más de la vida y de lo que esta tiene preparado para ti.

¿Te animas a conocer nuevos hábitos de vida saludable? En los siguientes párrafos te vamos a compartir ideas y sugerencias que van a ayudarte a mejorar tu estilo de vida, y que también podrás poner en marcha para proteger a los tuyos. ¡Cuida lo que más quieres!

Hábitos de vida saludable que te ayudarán a sentirte sano, fuerte y siempre al 100% Clic para tuitear

Hábitos de vida saludable

¿Qué significa tener una vida saludable? Antes de darte tips y consejos sobre hábitos de vida saludable para niños, sobre alimentación y otros, queremos detenernos a definir en qué consiste esto exactamente.

Se dice que disfrutamos de una vida saludable cuando nuestro cuerpo goza de un equilibrio entre bienestar físico, mental y social.

Es vital que no descuidemos ninguna de las áreas de nuestra vida, si es que queremos sentirnos sanos, fuertes y al 100%. Tanto si ya estás disfrutando de estos beneficios, como si aún estás en proceso, te invitamos a revisar el listado de recomendaciones que hemos preparado sobre hábitos para tener un estilo de vida saludable.

Hábitos alimentarios para un estilo de vida saludable

Empecemos por la alimentación. Dicen que somos lo que comemos y la verdad es que es así. La alimentación determina cómo nos vamos a sentir a lo largo del día y el nivel de energía que vamos a tener para desempeñar nuestras responsabilidades.

Es por ello, que recomendamos comer variado, apostar por lo natural y alejar los alimentos ultraprocesados. Aquí van más consejos:

  • Hacer 5 comidas al día:

Estas serían desayuno, media mañana, comida, merienda y cena. El principal beneficio de seguir esta recomendación es que no sentirás hambre en ningún momento del día ni llegarás con ansiedad a la siguiente comida.

Esto evitará que empieces a comer todo lo que veas en la nevera para saciarte y que, por tanto, ingieras alimentos que no son del todo saludables.

Haz más fuerza en el desayuno y la comida, estas son las principales, y apuesta por algo más ligero a media mañana, en la merienda y en la cena.

  • Cocina menos y mejor:

La cocina ligera no solo te va a suponer pasar menos tiempo en ella, sino que además, te va a permitir asimilar mejor las propiedades de los alimentos que estás tomando. Para ello, sería recomendable que consideraras hacer la compra en supermercados ecológicos.

Evita platos que lleven salsas, fritos, rebozados… Cocinar al vapor puede ayudarte a tomar menos calorías y a aprovechar mejor los nutrientes de verduras, carnes, pescados…

  • Apuesta por la comida casera:

Esto implica huir de la comida rápida, precocinada, bollería… Este tipo de alimentos no sólo no son saludables, sino que además son perjudiciales para nuestra salud.

Contienen grandes cantidades de calorías, grasas saturadas y otros componentes que no nos favorecen en nada. Es más, fomentan la obesidad.

El principal problema es que son adictivos. Por lo que si no puedes eliminarlos de golpe de tu dieta, intenta disminuir su consumo poco a poco hasta que sea nulo.

Hábitos de vida saludable para niños

Tras hablar sobre hábitos de vida saludable y alimentación, ¿qué te parece si pasamos a hablar sobre los peques?, ¿qué hábitos podemos inculcarles para que crezcan sanos y fuertes?

  • Seguir una alimentación sana:

Todo lo que hemos descrito en el apartado anterior podría aplicarse aquí, en las recomendaciones de hábitos de vida saludable para niños. Ten en cuenta que todo lo que aprendan en edades tempranas será decisivo para su desarrollo en la etapa adulta.

Si aprenden a comer bien a cualquier hora del día, como por ejemplo con snacks saludables para niños, comerán bien toda su vida. Y esto les ayudará a prevenir enfermedades como la obesidad, diabetes y otras.

  • Practicar ejercicio físico:

El deporte, jugar, correr… Todo esto aporta beneficios en la salud física y emocional de los niños. Ayúdale a que al menos dedique 60 minutos al día a practicar ejercicio físico.

Favorecerá la prevención de enfermedades como las anteriores y mejorará su autoestima, reforzará el vínculo con familiares y amigos y se sentirá más activo y despierto para rendir en el cole.

  • Dormir las horas recomendadas:

El sueño es uno de los hábitos de vida saludable para niños que más debemos cuidar. Para ello es esencial crear rutinas antes de irse a la cama y hacerlo siempre en el mismo horario.

¡Ellos también necesitan descansar! De lo contrario se verían afectados sus ciclos vitales, su rendimiento académico, su comportamiento, su carácter y, en definitiva, su salud.

Otros hábitos de vida saludable

¿Qué otros hábitos alimentarios y estilos de vida saludables podemos recomendar? Además de todo lo que hemos comentado, existen otras costumbres que puedes incorporar a tu día a día para mantenerte 100% sano. ¿Quieres conocerlas?

  • Evitar el consumo de alcohol, tabaco y drogas. Estas sustancias son totalmente incompatibles con llevar una vida saludable. Así que, ¡descartadas!
  • Beber mucha agua. Lo ideal es beber entre 2 y 3 litros de agua al día. ¡Si está fresquita, mucho mejor!
  • Tener una vida social activa. Sal con tus amigos, con tu pareja, tu familia… No dejes que el trabajo invada otras parcelas de tu vida y encuentra un equilibrio.
  • Disfrutar de una buena salud sexual. Dicen que el sexo reduce el estrés, mejora la circulación y calma dolores musculares. ¡Excelente medicina!
  • Mantener la higiene a raya. Tanto personal como de nuestros hogares. Esto evitará contraer infecciones y enfermedades.
  • Desarrollarse profesionalmente. ¡Y disfruta mientras lo haces! Si es así, te levantarás cada día motivado y con la ilusión de superarte.
  • Ocupar la mente en actividades positivas. Así evitarás preocuparte de más y padecer estrés. ¡Dale al coco!

Después de leer toda esta información, ¿estás listo para adoptar hábitos de vida saludable? Aquí tienes grandes ideas por las que empezar. ¡Ponte en marcha y cuida tu salud!