¡Es hora de pensar! ¿Alguna vez has reflexionado sobre cuál es tu papel en el desarrollo sostenible del planeta? Aunque no lo creas, tus actos y decisiones juegan un papel muy importante en él. Tanto que cada uno de tus hábitos tiene un impacto en el medioambiente global.

Si estás comprometido con el cambio y con dejar un mundo mejor a las generaciones que están por venir, además de estos hábitos, es necesario aportar y apoyar iniciativas de desarrollo sostenible que nos ayuden a mantenerlo. Estas pueden ser de carácter público o privado, incluso individual. Pero, sea como sea, deben estar presentes en nuestro día a día para cuidar todo lo que tenemos a nuestro alrededor.

El planeta nos ofrece aquello que sembramos. Sembremos sostenibilidad y mejoremos nuestra calidad de vida y la del medioambiente.

¿Te unes? Si no conoces cuáles son aquellas que se están llevando a cabo a nivel global, o no se te ocurre qué podrías hacer tú para contribuir a la mejora del planeta, a continuación vas a descubrirlo. ¡Conoce e implementa iniciativas ambientales y sostenibles!

Conoce las iniciativas sostenibles a las que te puedes sumar y contribuye al cambio Clic para tuitear

¿Qué son las iniciativas de desarrollo sostenible?

De forma muy simple, se podría decir que las iniciativas sostenibles son todos aquellos actos o actividades que se proponen con el fin de contribuir al bienestar y sostenibilidad del planeta.

Es muy fácil identificar iniciativas de este tipo. Solo basta con preguntarse si una determinada acción favorece o perjudica al medioambiente. Si lo favorece, entra dentro de esta categoría. En caso contrario, habría que trabajar para eliminarla.

Para que cada vez haya más personas contribuyendo a este fin, resulta fundamental concienciar sobre el medioambiente. La sensibilización es una parte clave del cambio, y es el motor que empuja a gobiernos, sociedades y familias a mejorar sus hábitos y comportamientos para paliar los efectos de la contaminación, generación de residuos y cualquier otro daño ambiental que ya estamos sufriendo.

Tras la concienciación, es hora de proponer ideas para el desarrollo sostenible que llamen la atención de todos, con lo que ganar seguidores y convertirlas en movimientos virales.

Iniciativas ambientales y sostenibles para el planeta

Como decíamos al inicio, este tipo de propuestas o iniciativas pueden partir de una perspectiva global, pública y privada. Incluso desde la naturaleza individual de cada uno de nosotros. ¡Todo suma!

Pero entender de qué tratan este tipo de iniciativas para el planeta, a continuación veremos algunos ejemplos muy ilustrativos que te ayudarán a identificar las tuyas propias.

Iniciativas de turismo sostenible

Existen muchas formas de viajar y de disfrutar del destino elegido. Pero lo más importante es que este deje huella en nosotros, no nosotros en él.

Normalmente, el turismo es una de las principales causas de degradación del medioambiente en aquellos lugares en que se suelen concentrar personas de todo el mundo. El viajero no suele ser consciente del daño que está provocando en el lugar al que viaja; genera residuos, desperdicios, abusa del transporte, daña la cultura local…

Para ello, en muchas zonas se han puesto en marcha iniciativas de turismo sostenible. De esta forma, se conciencia al viajero y este deja un impacto positivo allá por donde pasa. Algunas de estas iniciativas son:

  • Apostar por el transporte sostenible. Muchos destinos ya cuentan con vehículos eléctricos entre sus zonas turísticas. Búscalos y conviértelos en tu primera opción a la hora de moverte por la ciudad o pueblo que estás visitando. Y súmale evitar viajar en épocas muy masificadas.
  • No poner en riesgo ni alterar la vida salvaje local. Si vas a disfrutar de un entorno rural o natural, sé un mero observador. No caigas en la tentación de traerte un recuerdo o manipular cualquier elemento que pueda dañarse.
  • Consumir productos de la zona. Evita consumir en grandes cadenas comerciales (que están prácticamente por todo el mundo), apoya la economía local y consume en sus establecimientos. Igualmente, respeta su cultura, tradiciones y valores.

Iniciativas de ciudades emergentes y sostenibles

Las nuevas tecnologías hacen más fácil y cómodo nuestro día a día. Se han instalado prácticamente en cada paso que damos, incluso muchas ciudades apuestan por ellas para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos y el medioambiente.

Es el caso de las smart cities o ciudades inteligentes. Estas han incorporado iniciativas propias de ciudades emergentes para promover el respeto por nuestro entorno y su preservación. Estos son algunos ejemplos:

  • Monitorear la calidad del aire y del agua. Y, a su vez, proponer alternativas que ayuden a mantener los niveles correctos, como por ejemplo la expansión del vehículo eléctrico.
  • Construir edificios más eficientes. Con el fin de ahorrar energía y otros recursos, este tipo de ciudades han creado edificios inteligentes que respetan el planeta y producen su propia energía eléctrica.
  • Apoyar la participación ciudadana. Además de la concienciación, la participación es fundamental para que puedan llevarse a cabo este tipo de iniciativas sostenibles. Por ello, lo ideal es facilitarla y fomentarla en todos sus aspectos.

Iniciativas gubernamentales

Existen otro tipo de iniciativas a nivel global que vienen marcadas por organismos internacionales como la ONU. Entre ellas, cabe destacar el PNUMA o Programa de la ONU para el Medio Ambiente. Este es la autoridad máxima en esta materia, que contempla 7 áreas de actuación que marcan el futuro de la sostenibilidad del planeta:

  1. Medioambiente
  2. Eficiencia de recursos
  3. Desastres y conflictos
  4. Manejo de eco sistemas
  5. Cambio climático
  6. Gobernanza ambiental
  7. Desechos y productos químicos

Sobre estas 7 áreas, existen iniciativas de desarrollo sostenible que todos los países suscritos llevan a cabo. ¡Conócelas a fondo y descubre cómo puedes colaborar!

Otras iniciativas empresariales sostenibles

El mundo de los negocios tiene un gran peso en la sostenibilidad del medioambiente, tanto desde la perspectiva del uso de sus recursos, como desde las diferentes acciones que pueden promover para protegerlo. Veamos algunas de estas iniciativas empresariales sostenibles:

  • Implementar políticas de ahorro energético. Ya sea una gran industria o una pequeña oficina, existen muchas formas de ahorrar energía. Por ejemplo, instalando sistemas eficientes o asegurando el apagado de dispositivos al finalizar la jornada.
  • Evitar desperdicios de materia prima. Todas aquellas empresas que utilicen materia prima, tienen la posibilidad de obtener un mayor provecho de ella. Y esto tiene un doble beneficio; ahorro de costes y apoyo al planeta.
  • Crear líneas de productos eco. Para cuidar aún más nuestro entorno, crear productos eco que no comprometan su salud, podría ser de las mejores iniciativas a poner en marcha.

Otras ideas para el desarrollo sostenible individual

¿Y qué podemos hacer de forma individual o personal? Quizás conforme has ido leyendo toda la información anterior, te han ido surgiendo ideas que puedes implementar para fomentar el desarrollo sostenible en tu día a día. Sea como sea, te proponemos las siguientes iniciativas para salvar el planeta:

  • Reduce el consumo eléctrico en casa. Seguro que a lo largo del día usas una cantidad enorme de aparatos, ¿por qué no desconectas aquellos que no son realmente necesarios?
  • Haz la lista de la compra. De esa forma, únicamente comprarás lo que realmente necesitas, evitando el desperdicio de alimentos.
  • Visita más a menudo las tiendas de tu barrio. La supervivencia de la economía local depende de nosotros. ¡Apóyala!
  • Camina, camina y camina. Si puedes desplazarte a pie, hazlo. Evita el uso del transporte a motor cuando no sea necesario. Además, beneficiará a tu salud.
  • Separa la basura y llévala al contenedor correcto. Así será más fácil llevar a cabo iniciativas de reciclaje y el planeta tendrá un respiro.

¡Ponte en marcha! Incorpora estas u otras iniciativas de desarrollo sostenible, y conviértete en agente activo del cambio. ¡Lo mejor está por venir!