¿Mal tiempo? Se acerca el invierno y es sabido por todos que los niños tanto en verano como en invierno necesitan actividad. ¿Tienen batería ilimitada verdad? En el siguiente post te ayudamos con planes de educación ambiental ideales tanto para salir a la calle como para quedarse en casa o estar en el cole, cualquier sitio es ideal para pasar el tiempo este invierno.

Nos encontramos en esa época del año en la que anochece pronto, hace frío y muchas veces no sabes muy bien qué hacer con los más pequeños para entretenerlos.  Una de las opciones puede ser que salgas a merendar con ellos a lugares en los que puedan también jugar con otros niños, recuerda que necesitan divertirse y relacionarse aunque no estemos ya en época veraniega. También, podéis asistir a librerías en las que organicen talleres de lectura u otros espacios en los que puedan desarrollar su creatividad y a su vez implicarles valores de educación ambiental.

Con el frío, muchos son los padres que abrigan a sus hijos hasta las orejas y prefieren que no salgan a la calle por temor a que se enfermen pero… ¿Por qué no pueden salir a divertirse? Aunque haga frío, no te quedes en casa, es importante que los niños tengan una infancia feliz tanto en casa como en el parque. Además, qué mejor educación ambiental les podemos dar si no es el contacto directo con la naturaleza? Las nueces, las castañas o las piñas caídas después de ser recolectadas pueden ayudarnos a hacer cualquier tipo de manualidades, también puedes utilizar palitos para ayudarles a despertar su imaginación creando animalitos u otros objetos, verás que bien se lo pasan.

Otra opción ideal para educarles sobre cuidado ambiental puede ser llevarles un día a recoger piedras, hojas y otros objetos que pintados pueden crear composiciones geniales. Por ejemplo, podéis crear un colorido cesto de frutas, crear una granja después de haber pintado los animales sobre papel u otro material, o pintar las hojas con spray o con purpurina y pegarlas sobre madera. ¡Los resultados pueden ser fantásticos!

Sin embargo, también sabemos que existen días en los que el tiempo no acompaña y lo que menos apetece es estar en la calle a la intemperie, así que, por ejemplo, los fines de semana de frío y lluvia siempre podréis ir al cine, conciertos, museos o diferentes actividades lúdicas en espacios cubiertos.

pedagogía ambiental

Pero… y si no apetece salir de casa?

Te proponemos algunos planes caseros que te encantarán y a su vez te ayudarán a inculcarles esa educación ambiental que necesitan. Divertirse en familia siempre debe ser una prioridad, crea vínculos y lo más importante es que los pequeños se divierten sin límites.

El reciclaje, el rey de los juegos

Hacer manualidades jugando con elementos reciclados es una de las actividades ecológicas que más atrae a los niños. Los más pequeños de la casa no sólo lo pasan genial, sino que también se conciencian sobre la importancia de no despilfarrar recursos y ven que en la naturaleza también se puede encontrar la diversión. Por ejemplo, con cajas de cartón, botellas de plástico o materiales que ya no utilizas en casa, podrás hacer juguetes muy prácticos, y ahora con la llegada de las navidades, podrás hacer collages y decoración navideña con periódicos y revistas. Anímate a decorar tu hogar de forma sostenible, siempre habrá actividades ecológicas que puedas hacer con tus hijos.

Su propio cultivo.

El eco plan también por excelencia. Para los niños es muy gratificante poder comer aquello que ellos mismos cultivaron y vieron crecer. Anímales a plantar sus legumbres o verduras favoritas para incentivar su educación ambiental, experimentarán una gran satisfacción y emoción.

Eco Gincana.

El plan familiar perfecto para un día frío de invierno. Con una gincana ecológica tienes posibilidades infinitas a la hora de preparar las pruebas, desde acertar con los contenedores en los que deben depositar los residuos hasta adivinanzas o acertijos sobre temas ecológicos, animales y plantas. También puedes crear alguna prueba sobre los ecosistemas y los gestos eco-amigables como el ahorro de luz o agua que pueden realizar en su entorno. Estas actividades les permitirán acercarse al mundo natural y la diversión de toda la familia está más que asegurada.

Manos a la masa y al fruto.

¿Quién le dice que no a una buenas galletas? Puedes cocinar con ellos animalitos o las figuras que más les gusten. Una tarde horneando galletas o una merienda de frutos secos recolectados por ellos mismos es siempre un buen plan.

¿Cuál es la finalidad de las actividades ecológicas? Pedagogía ambiental

Los principales objetivos de las actividades eco o eco planes, son que los niños comprendan y sientan empatía por la naturaleza. Familiarizar a los niños con todo “lo natural” que les rodea es enriquecedor, comprenderán que todos los seres vivos nacen crecen y mueren al igual que lo hacemos nosotros, y aprenderán a cuidar y a respetar la naturaleza. También serán conscientes del comportamiento de los animales o de los fenómenos naturales por influencia del clima, como las inundaciones o las sequías.

Todas estas actividades les inculcarán una educación ambiental y valores que les ayudarán a tener mayor conciencia sobre el ahorro, el reciclaje y la contaminación entre otros.

Hagamos ver que nuestros actos tienen huella ecológica.

rolleat