Últimamente es muy común oír hablar a los expertos en alimentación saludable de los beneficios del ayuno. Una práctica que según parece ser, aporta a nuestro cuerpo más ventajas de las que creíamos hace unos años. ¡Quién lo iba a decir!

Se han hecho y se siguen haciendo estudios para tener una base científica de que es una práctica recomendable. Algunos, incluso han demostrado que reduce el riesgo de padecer diabetes y enfermedades cardíacas, y hasta mejora los niveles de colesterol. Tiene buena pinta, ¿no?

Pero, ojo, para que esto sea así hay que seguir unas pautas, llevar a cabo el ayuno de forma responsable, consumir los nutrientes que nuestro cuerpo necesita (y no alimentos utraprocesados entre horas). Si no, de poco nos va a servir.

[box] El ayuno combinado con una alimentación saludable y ejercicio, te ayuda a prevenir enfermedades y sentirte más fuerte.[/box]

¿Cómo ayunar puede ayudarte a tener un estilo de vida más sano? Descubre tipos de ayunos saludables en este post Clic para tuitear

Hoy hablaremos de todo ello. Y, además de enumerar los beneficios del ayuno, veremos qué tipos hay. ¡Te vas a sorprender! ¿Listo para cuidarte?

Tipologías de ayuno saludables

Si no cuidamos lo que entra en nuestro cuerpo, corremos el riesgo de padecer enfermedades, sentirnos sin energía, cansados, tener dolores… ¡Tu cuerpo necesita un buen combustible para funcionar!

[box type=”warning”] La alimentación es un tema serio. Como dicen por ahí, somos lo que comemos.[/box]

Así que si decides hacer ayuno, cíñete a alguno de los tipos que te vamos a mostrar aquí y si tienes dudas, ¡consulta con un experto! No es un tema para tomárselo a la ligera.

Veamos qué clases de ayuno existen:

  • Ayuno de 24 horas. Consiste en estar un día entero de la semana sin comer. Se puede hacer de almuerzo a almuerzo, por ejemplo desde las 14:00 h de un día a las 14:00 h del día siguiente, o de desayuno en desayuno.
  • Ayuno de 20 horas. En este caso el período de ayuno se concentra en las horas del día, aunque puedes tomar bebidas sin calorías o algún tipo de vegetales. Pero la comida fuerte será en la noche.
  • Ayuno de 16 horas. Este es el que más personas practican. Consiste en hacer tus comidas durante 8 horas del día y ayunar 16. Por ejemplo, puedes ayunar desde las 21:00 h que cenes hasta las 13:00 h del día siguiente que vayas a almorzar.
  • Ayuno de 12 horas. Se trata de un tipo de ayuno similar al anterior, pero esta vez deben pasar 12 horas entre comida y comida.
  • Ayuno de 2 días a la semana. Esta dieta se conoce como 5:2 y consiste en comer de forma saludable durante 5 días a la semana y, luego, los dos restantes reducir drásticamente la ingesta calórica. Estos días no tienen que ser seguidos.
  • Ayuno día sí y día no. El ayuno en días alternos supone que cada dos días tendrás que ayunar. Es decir, un día comerás de forma normal y al día siguiente deberás reducir notablemente las calorías que consumes.

Saltarse comidas. Este último es muy sencillo, se basa simplemente en saltarse las comidas que uno quiera de forma ocasional. Eso sí, siempre y cuando se siga una alimentación saludable. ¡Y eso que siempre nos han dicho que no debemos saltarnos ninguna!

Beneficios del ayuno para la salud

Precisamente por salud, si decides unirte a la práctica del ayuno, es necesario que lo hagas de forma consciente. Por eso, no dejes de mantenerte hidratado, no te obsesiones con la comida y sus calorías, tómatelo con calma, selecciona alimentos que estén repletos de nutrientes para tus horas de comida y… ante todo… ¡cuídate!

Dicho esto, veamos ahora cuáles son los beneficios del ayuno y por qué se oye hablar de él por todos lados.

Bien llevado permite perder peso

Este es quizás el motivo por el que muchas personas deciden probar los beneficios del ayuno. El cuerpo necesita energía para estar activo, tener fuerza, poder desempeñar las actividades que llevamos a cabo… Si no la encuentra de los alimentos que tomamos, porque no lo hacemos, la busca en grasa acumulada que ya tenemos en el cuerpo.

Ese es el principal motivo por el que el ayuno sirve para adelgazar. Nos ayuda a quemar la grasa que ya tenemos para poder rendir durante todo el día.

Mejora la salud metabólica

Otro de los beneficios del ayuno es que acelera el metabolismo. Este nos ayuda a eliminar toxinas que tengamos en nuestro organismo, limpiar nuestros órganos internos y hace que tengamos un metabolismo más rápido.

Si tu sistema digestivo es lento, el ayuno te ayudará a regular tu función intestinal, gracias a ese pequeño descanso que le das. ¡A veces es necesario descansar para poder seguir!

Fortalece el sistema inmunológico

Hay estudios que han demostrado que un el ayuno puede ayudar a regenerar el sistema inmunológico. ¿Por qué? Porque cuando el cuerpo deja de recibir alimentos y siente hambre se activa la producción de glóbulos blancos que vienen con toda la artillería pesada para protegernos de infecciones.

Reduce el colesterol

Hablamos del colesterol malo, el LDL, que es el que provoca enfermedades cerebrales y cardíacas. Además de ello, aumenta el colesterol HDL, que es el bueno, el que el cuerpo necesita, reduce la presión arterial y también aporta beneficios en los niveles de triglicéridos. ¿Qué te parecen estas ventajas? ¡Sígamos!

Retrasa el envejecimiento

Parece ser que se han hecho pruebas que confirman que uno de los beneficios del ayuno es retrasar el envejecimiento. La causa principal es la hormona del crecimiento que, cuando tiene niveles bajos, se activa y pone en marcha mecanismos de reparación que hacen prolongar la vida. ¡Ni cremas antiedad ni nada, el mejor antiedad es el ayuno!

Evita enfermedades

Son muchas las enfermedades que se pueden evitar con una práctica responsable de ayuno. Por ejemplo, la diabetes, enfermedades arteriales, cardíacas, incluso reduce los biomarcadores del cáncer.

¿Qué te parecen todos estos beneficios del ayuno? ¿Los conocías? Si después de leer este artículo te animas a incorporar esta práctica en tu día a día, recuerda lo que comentábamos antes. Hazlo de forma responsable, cuidando tu cuerpo y sobre todo si te sientes mal, acude a un experto, ¡apostemos por una vida saludable!