Seguro que si te detienes un momento, y reflexionas sobre posibles alternativas al plástico para cada uno de los usos en que lo empleas a diario, encuentras numerosas opciones. Tantas que te sorprenderías. Lo único que hace falta es fuerza de voluntad para cambiar de hábitos.

Es más… ¡hazlo! Detente tan solo un par de minutos, toma un bloc de notas, y empieza a hacer una lluvia de ideas de alternativas ecológicas al plástico. ¡Te retamos!

¿Serías capaz al menos de encontrar 5 materiales que te ayudaran a sustituirlo? Estamos seguros de que sí. Por eso, en este post, queremos retarte a conseguirlo con algunas ideas que te sirvan de inspiración.

Únete a nuestro #EcoChallenge con estas alternativas ecológicas al uso del plástico Clic para tuitear

Ecochallenge: Alternativas al uso del plástico

¿Qué cantidad de plástico usas cada día? Seguro que tu memoria está llena de recuerdos que guardas con gran ilusión y en los que el plástico está presente. Una fiesta de cumpleaños, una excursión a la montaña, una cena con amigos, un día de compras… Son momentos inolvidables porque marcaron algo importante en tu vida. Pero también en la de todos.

El uso abusivo del plástico genera un gran daño ambiental, contamina y causa la muerte de millones de especies marinas en todo el mundo.

¿No sería genial transformar esos recuerdos en momentos eco que no pusieran en riesgo la salud de ningún ser vivo del planeta? Ese es el principal motivo por el que te proponemos encontrar alternativas al plástico.

[box] Un comportamiento más responsable no limita nuestras necesidades o momentos de diversión, sino que los cuida para que podamos repetirlos una y otra vez mientras salvamos el planeta.[/box]

Volvamos al ejemplo de la excursión a la montaña. ¿Cuántas veces has salido a pasear por la naturaleza y has llevado la mochila llena de sándwiches o snacks envueltos en film de plástico? Y, lo peor de todo, ¿cuántas veces has estado paseando por la montaña y te has encontrado bolsas, botellas y otros residuos de plástico?

Seguro que ahora te vendrán a la mente miles de imágenes sobre esto que estamos comentando. Y no es una cuestión de alarmismo, sino de poner solución. ¡Es hora de acabar con este problema!

Envases alternativos al plástico para picar sin ensuciar

¿Qué podemos hacer para acabar con toda la basura que generamos de forma consciente o inconsciente y que daña al medioambiente? Lo primero está claro. No dejarla tirada en cualquier sitio (y menos en plena naturaleza).

No obstante, esta es una solución incompleta porque, al fin y al cabo, todo el plástico que usemos va a terminar en forma de residuos. Y ya hemos comentado repetidas veces las consecuencias que esto tiene para el planeta.

Lo ideal es utilizar alternativas al uso del plástico. Tales como materiales biodegradables, reutilizables y, en última instancia, reciclables. (Recuerda la regla de las tres erres). Aquí tienes algunas:

  • Evita el uso de tenedores, vasos, platos… de usar y tirar. Últimamente están surgiendo otros de materiales bio como el bambú que se pueden usar en celebraciones y excursiones. Otra alternativa son los de metal, que también cumplen su función y no contaminan.
  • Prueba los envoltorios o porta bocadillos reutilizables. Como los que tenemos en Roll’eat, que se plantean como una de las grandes alternativas al film de plástico. Y que además de cuidar del planeta, son cómodos y fáciles de transportar. ¡Y tienen diseños muy chulos!
  • Compra pajitas de papel. Deja de consumir las de plástico. Estas cumplen la misma función y no hacen daño al planeta.
  • Vuelve a la cantimplora. Seguro que de pequeño era algo que te gustaba, con lo que sacabas tu vena de explorador. ¡Vuelve a ella y ayúdanos a todos a vivir sin plásticos! Porque disfrutarás incluso más de tu excursión por la naturaleza.
  • Apuesta por fiambreras de metal o de cristal. O, por qué no, usa nuestros porta tuppers para transportarlas. Además de cómodos te serán muy útiles para evitar manchas en tu ropa o mochila. ¡Son impermeables!

Otras alternativas al plástico para tu día a día

¿Qué otros materiales podemos sustituir para hacer de nuestras rutinas un estilo de vida más sostenible? En el párrafo anterior nos hemos centrado en encontrar alternativas al plástico ligadas a momentos especiales como una excursión al campo o una celebración.

Pero a diario son también muchos los hábitos en los que incluimos el uso de este material y que se pueden corregir. Veamos algunos ejemplos de alternativas al plástico que encontramos para nuestro día a día.

  • Usa champú sólido. Seguro que en tu baño tienes un bote de champú y es de plástico. Te propongo dos opciones: encontrar algún otro producto que venga en envases alternativos al plástico, o usar champú sólido que no utilice envases y cumpla la misma función que los demás.
  • Si eres mujer, prueba la copa menstrual. Normalmente está fabricada de silicona y tiene una vida media de 10 años. Todo esto  ayuda a reducir muy notablemente el uso de compresas y tampones en todo el mundo y por tanto la generación de residuos de plástico.
  • Si tienes un bebé, sustituye su biberón de plástico por uno de acero o de vidrio. A él le encantará y contribuirá desde muy pequeño a proteger el planeta. ¡Estará haciendo más que muchos adultos! Además la mayoría vienen con tapones adaptables para transformarlos en botellas para cuando el niño crezca.
  • Llena tu casa de bolsas de tela. Abandona las de plástico y colecciona bolsas que no dañen al medioambiente. Las hay de muchos diseños y colores, con lo que además de ser eco, combinarán a la perfección con tus gustos, valores y principios ¡Be green!

Entonces, ¿aceptas el reto? ¿Eres capaz de continuar la lista de alternativas al plástico y cambiar tu estilo de vida por uno más sostenible y saludable? Ojalá que así sea porque si lo haces, estarás cuidando de ti, de los tuyos, de tu entorno más cercano y del planeta entero. ¡A por todas!