Existen muchas formas de ahorrar energía en casa, lugares de trabajo, colegios, universidades, edificios públicos… Pero ponerlas en marcha es nuestra responsabilidad pues, si lo hiciéramos, conseguiríamos minimizar el terrible impacto que esto deja en el medioambiente. Y, a la vez, estaríamos ahorrando en nuestra factura de la luz.

¿No te parecen suficientes motivos como para tomar medidas? En el caso de que no sea así, a lo largo de este artículo encontrarás otras razones de peso por las que deberías prestar atención, sí o sí, al ahorro de energía eléctrica.

Además, compartiremos un listado de ideas a implementar para hacer más efectivo ese ahorro, así como enseñar a los más pequeños a comportarse de forma responsable con el medioambiente y los recursos que tenemos.

Tomar acción hoy, significa tener un mejor planeta mañana ¡Su salud depende de tu actitud!

¿La mejor solución? Apostar por energías renovables. Siempre que fuera posible, lo ideal sería utilizar este tipo de fuentes (en lugar de otras no renovables) para, así, proteger la salud del planeta y no depender de recursos que algún día acabarán agotándose.

¿Cómo ahorrar energía? Descubre 7 medidas efectivas que están a tu alcance Clic para tuitear

¿Te animas a saber más? ¡Hablemos sobre ahorro de energía!

¿Para qué sirve el ahorro de energía eléctrica?

Lejos de lo que muchos puedan pensar, ahorrar energía no significa renunciar al confort que tenemos. Es más, todas las iniciativas que te vamos a mostrar más adelante, están pensadas para que no tengas que hacerlo. ¡Reduce tu consumo sin renunciar a tu bienestar!

Lo más preocupante de todo este asunto, es que los modelos de consumo actuales están poniendo en peligro la salud de nuestro planeta. Ahora veremos exactamente por qué, puesto que es necesario concienciar sobre el medioambiente y de los riesgos que existen. Solo así tomaremos acción y reducir este impacto.

Otros motivos fomentan el ahorro de energía:

  • Las fuentes de energía se están agotando. Hablamos de aquellas que son de origen fósil, como el carbón y el petróleo. Además de ser muy contaminantes, son fuentes de energía no renovables y están a punto de acabarse.
  • Los efectos del cambio climático ya se están sintiendo. La quema de estas fuentes de energía emite compuestos químicos que hacen que este problema sea cada vez mayor.
  • Los niños deben tomar consciencia. Serán los adultos del día de mañana y, si ahora entienden este problema y la urgencia de su solución, crecerán con valores medioambientales positivos que protegerán al planeta.
  • Importar energía es un gasto importante para un país. Si entre todos conseguimos ahorrar energía eléctrica este gasto será menor. En el caso de usar energías renovables, la reducción será más drástica.

Formas de ahorrar energía eléctrica

Ahora que sabes para qué sirve el ahorro de energía, veamos cómo llevarlo a la práctica. Cualquier gesto, por pequeño que sea va a sumar. Así que, que nada te frene y ponte en marcha. ¡El planeta te necesita!

A continuación, te mostraremos nuestra lista de iniciativas para que puedas hacer un consumo más responsable, disminuir el gasto y adoptar un estilo de vida más sostenible.

Ahorrar energía en casa en el día a día

Existen diferentes modos de reducir el consumo en hogares. Por ejemplo, apagando luces al salir de las habitaciones, abandonar el modo stand by de los electrodomésticos, usar de forma eficiente la lavadora y secadora, desconectar el ordenador cuando tenga batería…

Te recomendamos que hagas un listado de todos los usos de energía que haces en casa y que elimines o minimices aquellos que sea posible. ¡Busca la forma! Seguro que la encuentras.

Contribuir al Día Mundial del Ahorro de Energía

El 21 de octubre se celebra el día mundial del ahorro de energía. Y su objetivo es concienciar a la población del consumo energético que hacen, así como de las alternativas que existen para minimizarlo.

Para ello, las diferentes organizaciones e instituciones organizan actividades, talleres, charlas, cursos… En casa, en el trabajo o en el cole, también puedes implementar este tipo de medidas y pasarlo bien con tu familia y amigos a la vez que proteges el medioambiente.

Apostar por una iluminación más eficiente

Esta es una de las formas de ahorrar energía que es válida para cualquier lugar. Siempre que exista un sistema de iluminación, se puede implementar. Y es tan sencillo como sustituir las bombillas tradicionales por otras de bajo consumo (o sistemas inteligentes que regulen el uso de la luz).

Dar más protagonismo a la luz natural

Siempre que sea posible, aprovecha la luz natural. ¡Tu piel y tu vista te lo agradecerán! Además, si lo necesitas, te ayudará a mantener mejores niveles de concentración. ¡Todo son beneficios!

Abre tus ventanas y disfruta de ella. En tu lugar de trabajo, coloca tu escritorio de tal forma que puedas aprovecharla al máximo, si te gusta leer, dibujar o realizar cualquier otra actividad en tu tiempo libre, sitúa tu sillón favorito bajo la zona más iluminada de la casa.

En caso de que vayas a construir tu nueva vivienda, ¡déjaselo claro al arquitecto! Más luz natural, menos artificial.

Regular el aire acondicionado y calefacción

Hay momentos en los que resulta impensable prescindir del aire acondicionado o de la calefacción. ¡Y no tienes que hacerlo! Pero lo que sí puedes hacer, es usarlos de forma responsable para contribuir al ahorro de energía.

Para ello, revisa que la temperatura sea la adecuada, apágalos cuando la habitación haya alcanzado el bienestar que buscabas y, si los dejas encendidos a la hora de ir a dormir, programa su desconexión para evitar despilfarrar energía.

Fomentar el consumo de electrodomésticos eficientes

Cada vez la tecnología está más avanzada y disponible para el beneficio del medioambiente. ¡Hagamos un buen uso de ella! La elección de electrodomésticos de consumo eficiente, tanto en hogares, como restaurantes y otras instalaciones, reducirá considerablemente el impacto que el uso de la energía deja en el planeta.

Más energía renovable

Tal y como decíamos al inicio, la mejor solución a favor del ahorro energético es el uso de la energía renovable. Ahora más que nunca hay que luchar para que en lugar de ser algo excepcional, sea lo habitual. ¡Conseguiremos que cada día esté más extendida en hogares, edificios e instalaciones!

¿Te apuntas al reto? Pon en marcha todas las medidas de ahorro de energía eléctrica que estén a tu alcance y coméntalas con tu entorno. Cuantos más seamos… ¡mayores logros conseguirá el planeta!