ENVÍO GRATIS a partir de 25€ (península)

¿Quién dijo que un buen bocadillo no puede ser sano? A pesar de que el embutido es uno de los acompañamientos típicos de los desayunos de los más pequeños, cada vez son más los padres que deciden experimentar para obtener recetas sanas y nutritivas que proporcionen a sus hijos la energía necesaria para empezar el día con fuerza. Introducir en su dieta pan integral – que aporta fibra y vitaminas -, decantarse siempre por el aceite de oliva virgen extra – con menos grasas – e incluir verduras cuando sea posible son algunos de los trucos que puedes seguir si quieres que tus hijos desayunen un buen sándwich saludable.

En Roll’eat queremos ayudarte a que los más pequeños sigan una dieta equilibrada. Por eso te presentamos 7 bocadillos saludables para que los niños desayunen sano todos los días de la semana. Recetas fáciles de preparar y muy cómodas de transportar. Con el Boc’n’Roll de Roll’eat, los niños podrán llevar sus sándwiches saludables donde quieran.

¿Empezamos?

Lunes: Bocadillo de atún

bocadillo atun, huevo y lechuga

Uno de los bocadillos más sanos que existen es el de atún, que aporta a los niños todas aquellas proteínas y nutrientes que necesitan para un buen desarrollo. Parte el pan por la mitad – mejor si es de cereales – y rellénalo de atún. Con una lata es suficiente. El propio aceite del pescado sirve de aliño, así que no es necesario utilizar ningún condimento más. Puedes añadir unas hojas de lechuga e incluso un huevo duro bien picado, rico en ácido Omega 3.

Martes: Bocadillo de queso fresco

bocadillo de queso fresco

El queso fresco es un ingrediente indispensable en cualquier receta saludable que se precie. Es bajo en calorías y ayuda a eliminar las grasas del cuerpo. Parte el pan e introduce el queso fresco. Puedes complementarlo con un sinfín de combinaciones: lechuga, tomate y jamón York; membrillo o una cucharada de miel para aquellos a los que les guste el dulce; e incluso con frutos secos. Las nueces y las almendras picadas, por ejemplo, son un cóctel vitamínico ideal para los más pequeños, ya que estimulan su actividad nerviosa e intelectual. ¡Un bocadillo sano y muy fácil de preparar!

Miércoles: Bocadillo de pollo

bocadillo de pollo

El pollo es otro de los alimentos más sanos que existe: es bajo en grasas y aporta las proteínas necesarias para empezar el día con energía. En este caso, la mejor opción es el pan integral. Saltea el pollo con la plancha utilizando la menor cantidad de aceite posible e introdúcelo dentro del pan. Puedes acompañarlo con un poco de tomate y espinacas frescas, una combinación muy saludable rica en magnesio y potasio.

Jueves: Bocadillo de pavo y manzana verde

bocadillo de pavo y manzana

Hipocalórico y bajo en grasas. Está claro que el pavo es un ingrediente indispensable cuando hablamos de comida sana para niños. En este caso, si queremos obtener una combinación de sabores deliciosa, podemos optar por un pan con semillas de sésamo. Coge una manzana verde y córtala en láminas finas. Rellena el pan con el pavo y con la manzana –también puedes añadir lechuga -. Solo queda el aliño, para el que puedes preparar una receta especial: mezcla yogur natural con un poco de aceite de oliva y zumo de limón. ¡Voilà! Ya tienes preparado tu sándwich saludable: ligero y rico en proteínas.

Viernes: Bocadillo vegetal

bocadillo vegetal

Cuando se añaden a los sándwiches, las verduras, las frutas e incluso los cereales se convierten en fuente de vitaminas, minerales e hidratos de carbono. La lechuga, la zanahoria rallada y la col picada son solo algunos ejemplos de alimentos de origen vegetal que dan sabor a los bocadillos y hacen que los más pequeños ingieran verdura sin darse cuenta. Añádelos a un sándwich de, por ejemplo, pechuga de pollo o pavo. ¡Saludable e ideal para los niños!

Sábado: Bocadillo de cangrejo

bocadillo de cangrejo

Si no sabes qué hacer para que tu hijo coma pescado, te presentamos una receta simple y muy fácil de preparar. Pica los palitos de cangrejo e introdúcelos en un bol. Añade un huevo cocido y un poco de cebolla, pícalos y mézclalo todo con un poco de mayonesa light y perejil. Monta el resultado sobre el pan –una vez más, si es integral, mucho mejor- y acumúlalo en el centro para que no se caiga. ¡Los niños no se resistirán a esta fresca y original receta que, además, está deliciosa!

Domingo: Bocadillo de Humus

bocadillo de humus

A veces resulta complicado que a los niños les apetezca comer legumbre. En cambio, al paté nunca dicen no. ¿Y si mezclamos ambos conceptos y creamos un sándwich al que los pequeños de la casa no puedan resistirse? Unta el pan con el tradicional puré de garbanzos. Dale un toque de aceite de oliva y añade un poco de pimentón dulce. ¡Listo para servir!

 

No dejes huella en la salud de tus hijos ni en la del planeta.

Descubre cómo

No hay productos