Parece que no es suficiente con una o dos cremas, tenemos que tener una de cuerpo, otra de cara, otra para el contorno de ojos, la de los pies, una de día, otra de noche… y si te dejas barba resulta que tampoco te vale ninguna de las anteriores. Visto desde fuera con una perspectiva racional, algunos baños parecen Disneylandia con tanta variedad de cosas. Seguramente, si ahora entrases en tu cuarto de baño te encontrarías con una gran mayoría de productos envasados en plástico a tu alrededor, estaría bien plantearse si todas esas cosas con diferentes formas, tamaños y colores son realmente necesarias.

Hoy en día existen cada vez más alternativas para reducir el plástico en los lavabos de nuestras casas. Los hábitos de cuidado personal y belleza no requieren del uso de tanto “potingue”, tenemos desde cosméticos sin plástico, hasta productos de higiene personal  ideales para un nuevo cuarto de baño minimalista. ¡Empezamos!

Gel

El jabón líquido tanto para las manos como el corporal, viene en su tarro con pulsador, es muy cómodo y agradable, pero tiene grandes inconvenientes. Para empezar, te lo venden en una botella de plástico, y si te fijas en sus ingredientes el primero es el agua. ¿Necesitas pagar por agua? La alternativa a estos productos es la pastilla de jabón de toda la vida. La puedes encontrar tal cual o envuelta en papel o plástico vegetal biodegradable.

Champú

Al igual que el gel, se puede utilizar sólido, solo tienes que probar la pastilla que funciona mejor para tu pelo. También puedes comprar champú a granel, una gran opción para vivir con cosméticos sin plástico.

Exfolia tu piel con cosméticos sin plástico

Los exfoliantes contienen partículas que “raspan” la piel para limpiarla. Estas partículas, en la mayoría de productos, están compuestas por microplástico o nanoplástico, muy dañino para el medio ambiente ya que acaba en mares y océanos afectando a sus especies.

Existen productos con certificación natural como Ecocert, Cosmébio, BDIH o Cosmo que no contienen partículas de plástico. También puedes crear tu propio gel casero o utilizar un cepillo de cerdas duras para sustituir tu exfoliante.

Discos de limpieza

Para sustituir los discos desechables puedes utilizar discos desmaquillantes de tela que podrás lavar en la lavadora, incluso puedes reutilizar camisetas viejas 100% algodón.

Crema hidratante 

Para disfrutar de una cosmética sin plásticos el aceite es una buena salida. Para la cara es recomendable el aceite de jojoba y para el cuerpo el de almendras, tan solo tienes que utilizarlo unos cuantos minutos antes de pasar a la ducha sin utilizar apenas jabón.

Desodorante

Una alternativa muy cómoda para empezar en esto de la cosmética sin plásticos es la piedra de alumbre. Este mineral se encuentra de forma natural en muchas partes del mundo, y a pesar de que muchas veces es verdad que viene en envase de plástico (las hay ya en envase de cartón), su durabilidad es muy superior a la de un desodorante convencional, por lo que estarías utilizando un producto más natural y duradero.

Cepillos de dientes de bambú

Los cepillos de dientes se deben renovar cada cierto tiempo, lo que resulta poco sostenible. La mejor alternativa son los cepillos de dientes de bambú, una fibra sostenible que crece rápidamente y ofrece una gran durabilidad. Y además, también podrás utilizar hilo dental biodegradable.

cosméticos sin plástico

Pasta de dientes

No hay necesidad de usar pasta de dientes que venga envasada en plástico. Sabemos que no fácil encontrar este cosmético sin plástico pero lo que sí sabemos es que puedes preparar tu fórmula en casa: solo tienes que echar de entre 5 a 10 gotas de aceite esencial de menta alimenticia en 100 ml de bicarbonato sódico, puedes guardar esta mezcla en un tarro de cristal.

Bastoncillos de los oídos

Los bastoncillos de plástico son un producto muy contaminante. Puedes limpiarte los oídos con tu propio dedo envuelto en un trapito, o utilizar bastoncillos de bambú biodegradables.

Compresas y tampones

Los tampones, las compresas y los salvaslips suponen un derroche mensual de plástico que el planeta no se puede permitir. Un informe de la Unión Europea asegura que esta clase de productos conforman uno de los cinco primeros residuos más frecuentes en las playas.

Aunque la copa menstrual se ha puesto muy de moda últimamente, existen alternativas para todos los gustos, desde las compresas de tela pasando por bragas menstruales. Todo dependerá de la comodidad y el gusto de cada mujer.

Depilación y afeitado

Para depilarte, elige una maquinilla en la que puedas cambiar solamente la cuchilla y no todo el cabezal. Las cuchillas metálicas por ejemplo, pesan más que las desechables pero tan solo es cuestión de práctica y “maña”. Además sus hojas suelen venir en cajas de cartón y duran más que las desechables.

Como ves, hay muchas alternativas y pequeños pasos que puedes dar para empezar a tener un baño más sostenible. La cosmética sin plásticos es posible, la cuestión es empezar y como prueba de ello, te compartimos este vídeo de nuestros compañeros de vivir sin plástico:

SIEMPRE HAY UN BOTE QUE SE PUEDE ELIMINAR. Si te ha gustado este post, ¡Compártelo para que llegue a más gente!