¿Cuánto tiempo pasan tus hijos en el cole? Como mínimo unas 5 horas aproximadamente… ¿No te parece importante que aprovechen todo ese tiempo aprendiendo, no solo conceptos didácticos, sino también valores eco?

El cole prácticamente es su segunda casa. Es el segundo lugar donde pasan más tiempo, y en el que reciben la educación que complementa a la que sus padres le ofrecen. Educar en valores es tanto o más importante que enseñar matemáticas, lengua, ciencias naturales…

Los valores van a formar la personalidad del peque y lo van a convertir en un gran adulto. Por eso, resulta esencial trabajarlos, y uno de los que más urge poner en alza es el cuidado por el medioambiente.

A largo plazo, el planeta depende de los adultos del futuro; nuestros niños. Si queremos que tomen buenas decisiones al respecto, ahora es el momento de concienciarlos y ayudarlos a ser personas responsables con el entorno.

Los valores eco friendly son esenciales para crear una generación más responsable con el entorno.

Esta educación puede llevarse a cabo a través de diferentes actividades que nazcan de profesores, padres, miembros del AMPA e, incluso, de los propios niños (que son una fuente inagotable de grandes ideas, por lo que debemos escucharles).

¿Cómo reutilizar material escolar? Toma nota de esta lista de propuestas creativas Clic para tuitear

De todas esas acciones que se pueden plantear, junto a ideas originales de regalos para profesores, en este post vamos a hablar de una muy divertida; reutilizar material escolar. En concreto, vamos a aportar ideas para reutilizar ese material escolar que ya no nos sirve para el uso que le estábamos dando, y lo vamos a transformar en nuevas utilidades que van a quedar genial.

Reutilizar material escolar: 3 ideas prácticas

Lo primero que vamos a hacer, es fabricar material escolar a partir de objetos que, a priori, pueda parecer que ya no sirven para nada. Es decir, que si no fuera por este tipo de iniciativas irían a la basura, a esa montaña de residuos que generamos cada día…

Hay muchas opciones para reutilizar botellas, telas, lápices… y cualquier otro material que tengas por casa o en el cole, y que ya no se vaya a utilizar más.

Recógelo todo, guárdalo y vamos a dejar volar la imaginación para hacer que los niños se diviertan y aprendan el valor de cuidar el medioambiente. ¡Aquí van nuestras propuestas! Profes, ¡atentos!

Cuencos para lápices con botellas

Pídeles a tus alumnos que traigan a clase todas las botellas de plástico que encuentren por casa. Da igual el tamaño, todas nos van a servir para crear divertidos cuencos para guardar el material escolar que usan en el cole. En ellos van a poder guardar sus lápices, goma, sacapuntas, utensilios de manualidades…

Para fabricar estos cuencos te proponemos que les ayudes a cortar en horizontal las botellas que lleven a clase. Pueden unir varias de ellas para crear cuencos más grandes e incluso con diferentes compartimentos para separar el material. Luego, pídeles que los decoren con pinturas, papel de periódico, botones, pegatinas… Lo importante aquí son dos cosas:

  • La cantidad de residuos que están evitando que se acumulen
  • El desarrollo de su imaginación y creatividad.

Es relevante que les expliques todo lo que supone esos residuos para el medioambiente. ¡Se sentirán superhéroes!

Estanterías con cuadernos terminados

Otra idea para reciclar material escolar, es utilizar los cuadernos que ya no les quedan más hojas para crear estanterías, en las que los peques podrán colocar sus libros favoritos o materiales para hacer manualidades fáciles.

Una forma de hacerlo, sería apilando varios de estos cuadernos para crear una estructura resistente que aguante el peso. Una vez estén todas las piezas unidas, toca decorar. Aquí, se puede envolver toda la estructura con papel de periódico, para que sea uniforme, ¡y luego pintar o añadir los adornos que más les gusten a los niños!

Lapiceros con vasitos de yogur

Igual que hicimos con las botellas, haremos con el yogur. Consigue que traigan a clase todos los vasitos de yogur que encuentren por casa y proponles crear lapiceros divertidos para colocar en las mesas de clase.

Lo primero de todo, será lavarlos muy bien con agua y jabón para eliminar los restos de yogur que puedan quedar. A continuación, llega la hora de mancharse las manos y pintar esos vasitos de diferentes colores para que ayuden a darle a la clase un toque alegre.

Material escolar reciclado: 3 ideas de reciclaje

¿Y qué me dices del material escolar reciclado? Además de reutilizar, se puede reciclar. Pero, ¿cómo? Eso es lo que vamos a ver en esta última sección del post. ¡Presta atención a las iniciativas!

Por definición, reciclar es el proceso al que se someten algunos residuos para crear nuevos productos útiles para cualquier fin, en este caso como material escolar reciclado.

Hoy en día existen muchas alternativas para acceder a este tipo de recursos. Es importante que los peques lo sepan y sean conscientes de que están usando material escolar reciclado y del valor de lo que eso supone.

Utilizar papel reciclado

El uso de este tipo de papel evita que se talen muchos más árboles al año de los que ya se usan en la industria papelera. Explícales a los niños qué diferencias existen entre este papel reciclado y otro que no lo es. Y fomenta el valor medioambiental y el impacto tan positivo que esto tiene para nuestro planeta.

 No podemos reciclar papel en clase, pero sí reutilizarlo para no tirarlo sin haber escrito a dos caras.

Así que otra opción que, además de reciclar, te va a permitir reutilizar material escolar, es colocar bandejas de papel usado solo por una cara, para que puedan ser usados también por la otra.

Colocar parches divertidos para alargar la vida de sus mochilas

Si la mochila de alguno de los peques está algo rasgada y está pensando en comprar otra, proponle reciclarla. ¿Cómo? Añadiendo parches divertidos de tela en aquellos lugares donde sea necesario.

Es una forma entretenida de transformar un residuo en un nuevo producto. Y, además, a través de un proceso de reciclaje sencillo y creativo.

Crear tapas para libros viejos

Puede ser que tengas en clase libros que estén ya bastante estropeados, pero que todavía puedan seguir siendo útil para la clase. ¡No los tires! Ni compres unos nuevos. Haz que los niños se diviertan haciéndolo.

Para renovar los libros muy usados, se pueden diseñar nuevas tapas de dibujos, colores, o cualquier otra decoración que los peques decidan y pegarlas a las viejas. Se puede usar para ello, por ejemplo, cartón.

¿Te animas a reutilizar material escolar? Además de ser una actividad con la que se protege al medioambiente, sirve para transmitir valores eco friendly a los niños desde edades tempranas, con un carácter didáctico y a la vez divertido.

Por todo ello, puede ser una estupenda iniciativa para que a largo plazo la sociedad tome grandes decisiones en materia ambiental, ¿no te parece?