El cuidado de jardines, parques y zonas verdes es una responsabilidad institucional que tienen todos los organismos públicos locales. Resultan esenciales para el bienestar de la población y fomentan la calidad de vida en pueblos y ciudades.

¿A quién no le gusta pasear por un oasis de naturaleza y evadirse de los ruidos, contaminación y la rutina? Sin duda, disfrutar de un medioambiente limpio, natural y puro es uno de los mayores placeres de la vida.

[box] El contacto con la naturaleza reduce el estrés, nos despeja la mente, nos hace sentir más libres y nos ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo.[/box]

Sin embargo, para que eso sea posible los ayuntamientos deben cumplir con las recomendaciones que aporta la Organización Mundial de la Salud en esta materia. Y no siempre es así.

Descubre los espacios que tienes cerca de casa para disfrutar física y emocionalmente de la naturaleza Clic para tuitear

¿Quieres saber más sobre este asunto? ¡Profundicemos!

Responsabilidad institucional: Definición

Todos los organismos públicos deben prestar servicio al conjunto de la sociedad para satisfacer sus necesidades y mejorar la calidad de vida en pueblos y ciudades en la medida de lo posible.

Dentro de esos servicios hay diferentes puntos a tratar. El medioambiente, por los beneficios físicos y emocionales que aportan a las personas, es uno de ellos. Y, como tal, forma parte de las responsabilidades que debe asumir cualquier institución.

[box type=”info”] La responsabilidad institucional se define como el conjunto de acciones propuestas y llevadas a cabo para generar un impacto positivo en la sociedad.[/box]

En el área ambiental, esas acciones van dirigidas a la creación y cuidado de las zonas verdes, parques y jardines. A ellas se pueden sumar otras como:

  • Concienciar a la población a través de actividades educativas y de sensibilización con campañas específicas.
  • Promover hábitos responsables que ayuden a paliar los efectos de los problemas ambientales urbanos.
  • Aportar conocimiento a la ciudadanía para que tomen decisiones que no comprometan la salud del planeta.
  • Integrar a los ciudadanos en los procesos de toma de decisión en materia ambiental y fomentar su participación.

Aunque los ayuntamientos propongan acciones como estas, si todos nosotros no asumimos la parte de responsabilidad que nos toca, no conseguiremos nada. Así que, ¡a ponerse las pilas!

Responsabilidad de ayuntamientos con el patrimonio

Para poder crear parques, jardines y zonas verdes en las ciudades y pueblos, según las recomendaciones de la OMS, es necesario contar con el permiso de utilizar un suelo para dicho fin.

[box type=”info”] El patrimonio de los municipios está sujeto a una regulación que marca los posibles usos que se le puede dar a un suelo y sus condiciones.[/box]

La gestión patrimonial es la responsabilidad institucional que se encarga de tramitar todo este proceso, así como de conceder los permisos necesarios para poder disfrutar de los beneficios que aporta el medioambiente en las zonas urbanas.

Estos elementos de patrimonio común y de uso público, están regulados a través de planeamientos urbanísticos y ordenanzas. Su cuidado está a cargo del ayuntamiento, que además de velar por los intereses ambientales, se ocupa de otros como:

  • Plazas, calles, avenidas y paseos.
  • Canales, zanjas y acueductos.
  • Construcciones y bienes inmuebles.
  • Monumentos históricos y artísticos.

Además de cualquier otro tipo de patrimonio que sea de interés para el municipio.

Responsabilidad institucional en materia ambiental

Cuando se trata exclusivamente de responsabilidad institucional medioambiental, el ayuntamiento pone a disposición de la ciudadanía un conjunto de herramientas y recursos para cuidar tanto de la calidad del aire, como de las aguas, el entorno y la fauna y flora que nos rodea.

¿Y qué hace al respecto?

  • Dota de agua potable al municipio. Y la distribuye a través de los canales de distribución.
  • Trata las aguas residuales. Para prevenir así la aparición de enfermedades y la contaminación derivada.
  • Recoge residuos urbanos y domésticos. Para su posterior reciclaje (que sería lo ideal) o acumulación en vertedero.
  • Crea áreas verdes urbanas, parques públicos y jardines. Para contrarrestar las emisiones de dióxido de carbono.
  • Fomenta la cultura ambiental del municipio. Para promover hábitos más sostenibles y mejorar la calidad de vida.

Todos los municipios tienen una responsabilidad institucional que cumplir en materia de medioambiente. Gracias a ella todos podemos vivir mejor ¡y nuestra salud lo nota!

Ayuntamientos e institución responsable Vías Verdes

Además de las acciones que hemos mencionado antes, a nivel estatal han surgido iniciativas para dar un paso más en materia ambiental y desarrollar propuestas avanzadas que favorezcan el cuidado del entorno natural.

Una de esas actividades es el proyecto Vías Verdes, que tiene por objetivo reconvertir infraestructuras ferroviarias que ya no se utilizan en itinerarios para ciclistas y senderistas que quieren disfrutar de la naturaleza.

La institución responsable Vías Verdes está impulsada por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. Sin duda, constituyen una excelente idea para aprovechar estos caminos que estaban abandonados y volver a llenarlos de vida.

Proyecto Vías Verdes

El proyecto Vías Verdes está a cargo de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles y el Área de Vías Verdes y Turismo Ferroviario. Juntos coordinan los trabajos de promoción y difusión de los itinerarios y velan por su cuidado.

[box type=”info”] Estas rutas son una de las mayores fuentes de empleo responsable institucional en materia ambiental que existen.[/box]

  • Sirven como objeto de planes de desarrollo local y, además, están potenciando en las zonas el turismo rural.
  • Hay más de 123, lo que supone aproximadamente una red de 2.600 km de Vías Verdes.
  • Suelen ser un atractivo para adultos, pero también para niños y colegios.
  • Son caminos seguros, cómodos y accesibles, con un trazado de acceso para grandes y pequeños.

Gracias a todo ello, podemos disfrutar de cerca de nuestro entorno natural, practicar ocio activo, estar en contacto con el medioambiente y promover actividades encaminadas a la sensibilización en esta materia.

¡Porque lo natural nunca pasa de moda! Y este tipo de actividades lo demuestran y lo llevan a la práctica.

Si no tienes plan para el próximo fin de semana, piensa en visitar las Vías Verdes de tu provincia. ¡Es una apuesta segura!