ENVÍO GRATIS a partir de 30€ (península)

Como quien no quiere la cosa ya estamos en el mes de octubre, el verano ha llegado a su fin y debes preparar tu casa ecológica para el invierno. Todavía no hace frío y estás a tiempo de acondicionar tu hogar para el invierno de forma sostenible, tu vivienda debe ser un espacio confortable y a la vez económicamente rentable verdad? Por ello y para ponerse manos a la obra, hoy te recordamos algunos pequeños trucos para disfrutar de una casa ecológica y calentita este invierno.

Trucos para una casa ecológica y calentita este invierno

Todo lo bueno se acaba, y aunque haya personas que prefieran el frío (para gustos las estaciones), todos debemos hacer algunos cambios para afrontar la llegada del invierno. De la misma forma que haces cambio de armario o compras ese abrigo de temporada, ¿por qué no vistes tu hogar adaptándolo a la lluvia, el frío y nieve?

¡Vamos allá!

Hágase la luz

En invierno los días son más cortos y necesitas más iluminación. Debes plantearte si las bombillas que usas son las ideales o si por lo contrario debes cambiarlas, eso sí, sin necesidad de cambiar todas de golpe. Las bombillas LED son más eficientes tanto la hora de iluminar como en su fabricación, pero también puedes optar por las de bajo consumo. Cuando hagas el cambio, recuerda llevar las antiguas bombillas al Punto Limpio más cercano para que puedan ser recicladas de forma adecuada.

Otro consejo es que aproveches las energías naturales, puedes poner por ejemplo un par de velas en la habitación en la que estés creando un ambiente íntimo sin gastar tanta luz. Además, éstas contribuirán a calentar un poco el ambiente sin necesidad de tanta calefacción.

casa ecológica

Aísla puertas y ventanas

Seamos sinceros, con el ritmo de vida que llevamos, en general pasamos poco tiempo en casa, y cuando lo pasamos (que suele ser el fin de semana) nos quedamos en el salón o en el dormitorio, no utilizamos de la misma manera todas las estancias de la casa. Precisamente por este motivo, puedes empezar aislando aquellas zonas en las que pasas la mayor parte de tu tiempo, revisa puertas y ventanas para saber si filtran aire, de esta forma podrás impedir tanto la entrada de frío como la pérdida de calor.

Para mantener tu casa ecológica caliente puedes comprar en la ferretería cinta para aislar ventanas o colocar un burlete en la parte baja de las puertas, cubrirás la entrada de aire frío sin perjudicar el suelo.

La nevera y otros electrodomésticos

En invierno no hace falta que las cosas estén “heladas” ¿Sabías que subiendo la temperatura de la nevera solo un grado ahorras un 5% de energía? Y si estás pensando en cambiar algún electrodoméstico, opta por el A++, aunque su precio sea algo mayor, notarás la diferencia en la factura. Ah! y huye de los dispositivos que al enchufarse directamente se quedan en stand by y no tienen un modo de apagado, también lo notarás.

Ventilación

No hay necesidad de perder calor en tu hogar sin motivo. Por la mañana con abrir las ventanas 5 minutos para ventilar y es más que suficiente. Y con las persianas haz justo al revés que en verano, ábrelas cuando empieza a dar el sol para aprovechar el calorcito y, en cuanto veas que anochece, echa persianas, cortinas etc. ¡El cuerpo te lo agradecerá!

Caldera programable

Si tienes calefacción propia, procura tener una caldera con programación o al menos hacer un uso responsable de la que no lo permita, las más eficientes son las de gas. Revisa qué potencia tienes contratada o qué tarifa y adáptala a los horarios de encendido más económicos, es un mito que encenderla y apagarla consuma más. Piensa que si has aislado bien la estancia, tendrás un buen mantenimiento de la temperatura.

Por otra parte, apaga los radiadores en las habitaciones que no sueles estar, no tengas todas las habitaciones calientes si no es necesario, una casa ecológica es un hogar sostenible.

El color importa

El material es fundamental pero el color también importa. Si en la habitación en la que estarás más tiempo hace mucho frío, un “truco” para reducir la sensación de frío es pintar las paredes de un tono cálido como el rojo, el granate o el púrpura, te aseguramos que funciona! Además, también puedes poner unas cortinas densas que te ayudarán a aportar mayor sensación de calidez en tu casa ecológica.

Mantita y calcetines gordos ¡que no falten!

casa ecológicaEs normal que a finales de otoño e invierno tengas algo de frío de casa, por eso y aunque tengas la calefacción puesta, más vale tenerla un poco más baja y abrigarse con un buen polar y unos calcetines o patucos térmicos, que estar en manga corta y despilfarrar la energía, no es lo normal ni lo correcto. Si quieres calentar tu casa ecológica de manera sostenible, nada como estar en el sofá con una buena mantita, tu porta snaks con unas galletitas y tomar algo calentito, tu sensación térmica aumentará y no tendrás tanta necesidad de subir la calefacción.

Y… ¿En el baño? ¿Necesitas calefacción? Si al ducharte cierras bien la puerta y está bien aislado, el propio calor del vapor del agua de la ducha va a calentar el espacio. Está claro que al salir del agua caliente notaremos la diferencia de temperatura, pero basta con optar por un buen albornoz y..¡listo!

Recuerda que es invierno, y que, por tanto, lo lógico es que en casa vayamos tapados, con un pantalón o un jersey más o menos abrigadito y unos buenos calcetines, bien cálidos y reconfortantes… hay que aceptar que el frío ha llegado.

Y a disfrutar de esos días de manta y sofá…

No hay productos