1. ¿Qué haces en tu día a día y cómo ayudas a que la gente tenga una mejor alimentación?

Empiezo cada día viendo decenas de recetas de cocina. Mientras sube el café y se tuesta el pan del desayuno, reviso las recetas que han subido durante la noche los “realfooders” a MyRealFood. Después de eso, dedico gran parte del día a responder las dudas que nos hacen llegar los usuarios a través del mail, las redes sociales o en la propia app. Después de tantos años, recibir el feedback y el agradecimiento de las personas a las que intento ayudar y aconsejar, aún me motiva más y me hace sentir muy orgulloso de mi trabajo.

2. Cuéntanos un poco sobre @myrealfood_app

MyRealFood es la app que te ayuda a llevar un estilo de vida saludable, no hay ninguna otra herramienta gratuita tan completa como la que hemos desarrollado gracias a la colaboración de la Comunidad “realfooder”. Con MyRealFood, si vas a la compra y utilizas el escáner, podrás saber si ese producto es realmente saludable o no. También puedes encontrar recetas relacionadas, posibles alternativas y muchas opciones más, sin olvidar que tenemos una comunidad muy activa que ha creado una base de datos de más de 100.000 recetas saludables, ¡y que no para de crecer! Aquí cada día se comparten inquietudes, consejos y motivación, es una red social que inspira y crea una verdadera comunidad. Además de estas funciones totalmente gratuitas, el Plan Plus es un servicio de suscripción con el que preparamos un menú semanal, con la posibilidad de elegir entre una opción omnívora, vegetariana, y opción sin gluten en ambos casos. El menú vegano está en camino, adaptado a los requerimientos y preferencias de la persona según su objetivo (déficit calórico, superávit calórico o mantenimiento) y su estilo de vida. El Plan Plus también incluye una lista de la compra con los ingredientes necesarios, y es importante comentar también que estas recetas son revisadas por nuestro equipo de nutrición según el tipo de menú que hayas escogido, aportando contenido exclusivo para ayudar a conseguir un estilo de vida saludable.

3. Para los que no les gusta cocinar… ¿tienes algún plato clave para salir del paso de forma rápida y saludable?

Las opciones son infinitas, quizá pecamos de querer ser demasiado perfeccionistas y que sea todo o nada, o cocinar platos muy elaborados o directamente tirar de precocinados o que nuestra comida llegue con un rider, que no están mal como opciones de vez en cuando, pero a las que solemos recurrir más a menudo de lo recomendable. Una ensalada completa, desde el moderno “poke” hasta una ensalada de pasta como la que podíamos comer de pequeños, cremas de verduras con “topping” como queso, huevo, edamames o garbanzos tostados… también los guisos de las abuelas, que consisten en meter todo en una olla, cubrir de agua y dejar cocinar. Son platos para los que no se necesita ser cocinillas, que pueden adaptarse a los ingredientes que más te gusten o que pueden cocinarse muchas raciones de una sola vez (cocinas un día y comes 3), la clave para los que no les gusta cocinar.

4. ¿Es cierto que comer saludable es más caro?

¡Rotundamente no! Para llevar una dieta saludable no es necesario comer ingredientes traídos de otras partes del mundo, exóticos ni caros. Las legumbres son alimentos muy sanos que podemos cocinar de mil formas a nuestro gusto y que son muy económicos: con un kilo de garbanzos y verduras de temporada tienes 10 raciones completas de comida por menos de 1€ cada una. Siempre animamos a adaptar las recetas a la disponibilidad de nuestro entorno más inmediato, somos un país con muchos contrastes climáticos y no es lo mismo comprar en Sevilla que en Girona. Compra productos de temporada en tu mercado local, hoy en día en muchos mercados tradicionales te llevan la compra a casa, incluso añadiendo algunos caprichos ahorrarás. No existen los “super alimentos”, porque no hay alimento que sea capaz de revertir los efectos de una mala alimentación; más dieta equilibrada y buenos hábitos y menos alimentos “milagrosos”.

5. ¿Son los alimentos ecológicos mejores?

Depende. Desde el punto de vista nutricional y de la seguridad alimentaria, no. La evidencia científica indica que las diferencias nutricionales son mínimas y que la seguridad alimentaria está garantizada en toda la producción sea ecológica o no, tenemos sistemas de control que funcionan muy bien. Desde el punto de vista de la sostenibilidad, un producto certificado ecológico producido en tu entorno hace mucho bien, porque contribuye a la conservación del medio ambiente, a afianzar una producción más sostenible y a crear valor añadido sobre los productos de nuestros agricultores, que actualmente se ven obligados a competir con productos traídos de sitios lejanos con peores condiciones laborales y ambientales y por tanto más económicos. Pero no tiene sentido comprar aguacates ecológicos de Perú envasados en su bandeja de cartón recubierta de plástico. Si tu economía lo permite y te preocupa el medioambiente, consume ecológicos producidos cerca de tu entorno o elige el que tiene sello ecológico entre dos opciones similares. Si no te lo puedes permitir pero te preocupa el medio ambiente, hay otras muchas medidas alimentarias para reducir la huella ecológica, como intentar cocinar en casa y llevar tu comida en envases reutilizables, aprovechar al máximo los recursos como llenar el horno cada vez que lo usas, cocinar para varias veces, o no desperdiciar comida.

6. Hoy en día encontramos mucha información y consejos nutricionales que incluso se contradicen, ¿cómo podemos saber qué escoger y cómo comer?

Estamos en la era de la información, que es algo muy bueno, pero también en la era de las dicotomías y los extremos. Con muchos y muchas profesionales, o incluso sin serlo, que aspiran a vivir de sus redes sociales y su contenido o de vender libros “revolucionarios”, parece que nos llevan a una espiral de consejos contradictorios… normal que la población acabe confundida. No existe una sola forma correcta de alimentarse, el ser humano es tan flexible que ha prosperado por todo el planeta. A día de hoy si hay un consenso científico claro y unánime es en que hay que evitar los ultra procesados y el alcohol, basar nuestra alimentación en alimentos poco procesados, principalmente de origen vegetal y moderar el consumo de proteínas de origen animal.

7. Entonces, ¿no recomiendas seguir tendencias como el ayuno intermitente o dieta baja en hidratos?

No se puede recomendar de forma genérica para toda la población estrategias dietéticas como el ayuno intermitente o restringir alimentos o grupos de alimentos. Un buen profesional debe individualizar y adaptar la dieta a los hábitos y preferencias de la persona y no al revés. Son estrategias útiles usadas en determinados contextos o de manera temporal, pero siempre guiadas y supervisadas por profesionales titulados, sean dietistas o nutricionistas. Concretamente las últimas revisiones sobre el uso como estrategia de pérdida de peso del ayuno intermitente señalan que no ofrece ventajas sobre una estrategia estándar de restricción calórica, no tiene sentido torturar a alguien mirando el reloj para saber si puede o no puede tomar algo más que infusiones si no ofrece ninguna ventaja sobre la intervención típica. Nuestro objetivo debe ser que quien acuda a nosotros disfrute tanto o más de su alimentación equilibrada como lo hacía antes de preocuparse por seguir una dieta saludable.

8. ¿Tienes algún consejo nutricional para las fiestas navideñas?

Disfrutar, y disfrutar. El año pasado fue a medio gas y muchas familias no nos pudimos reunir, este año, si todo va bien, podremos volver a las comidas familiares, con amigos, compañeros de trabajo… Son solo unos días, así que céntrate en disfrutar y compartir momentos con los tuyos, si quieres brindar, brinda, y si quieres repetir turrón, hazlo. Lo que cuenta es lo que pasa el resto del año, en el mes escaso que dura la Navidad no vas a perder tus buenos hábitos. Compra solo lo que vayas a comer y beber los días principales para que sobre lo mínimo e intenta mantener tus rutinas el resto de días.

9. ¿Cómo conociste a Roll’eat?

Ahora trabajo en casa, pero antes siempre llevaba mi desayuno y comida al trabajo. Comer de menú está bien de vez en cuando pero cuando es necesario hacerlo a diario cansa, es caro y es más difícil de mantener una alimentación equilibrada, por lo que uso desde hace años porta alimentos. Los de Roll’eat son sin duda los mejores que he tenido, porque son cómodos de llevar, muy fáciles de mantener debido a que los meto directamente en la lavadora y ocupan muy poco espacio cuando no los estoy usando, directamente guardados cerrados en un cajón.

10. ¿Cuál es tu producto Roll’eat favorito?

Para mí, mi favorito y el que más uso es el porta tuppers Eat’n’Out, porque no ocupa nada, conserva bien la temperatura y se adapta al tamaño de lo que lleves, además al abrirlo ya tienes un mantel que si se mancha se limpia con una servilleta y listo. Este verano lo hemos usado muchísimo en la playa.

porta alimentos sostenible