A todos nos encanta la hora de la merienda. Y es que desde niños hasta adultos, la merienda es uno de los momentos favoritos del día siendo sinónimo de descanso, y un pequeño respiro al ajetreo diario.

Entre otros beneficios, este pequeño “break” mantiene estables los niveles de glucosa, permite que nuestro metabolismo funcione de forma correcta y disminuye la ansiedad. Además, la merienda no solamente puede ser beneficiosa para nosotros, sique que también lo puede ser para el planeta. Por ello, es importante acompañar este gratificante momento con una buena mochila para merienda que respete el medioambiente.

Hoy en día, una de las principales preocupaciones de la sociedad es la cantidad de residuos que se generan por el uso de bolsas de plástico, papel de aluminio y otros envases. Y es que, a pesar de recoger todo y tirarlo a la papelera, los residuos no siempre se pueden reciclar. Recuerda que el mejor residuo es el que no se genera, así que es importante que elijas productos con conciencia medioambiental, ya que el futuro del planeta está en nuestras manos.

Mochila para la merienda: la opción para ser sostenible

Desde pequeños gestos diarios como coger la bicicleta, ir a la frutería con una bolsa porta alimentos o hasta utilizar una mochila para la merienda, son actos que todos debemos interiorizar si queremos que nuestro mundo le plante cara al cambio climático. ¡Y sin excusas! Es el momento de evitar los envoltorios de plástico y pasarse al lado racional y sustentable.

Por ejemplo, tal y como comentamos, una mochila para la merienda es una clara opción para ser sostenible. La mochila para la merienda es perfecta para los que pasáis más tiempo fuera de casa; o para aquellos que os gusta viajar, salir de paseo, ir de senderismo… Es útil tanto para niños como para adultos, y se puede usar en cualquier época del año. ¿Qué más se le puede pedir? La realidad es que nadie quiere pasear por un parque lleno de basura, ir a disfrutar de un día en el campo y encontrarse cientos de bolsas de plástico, o darse un baño en el mar y nadar entre residuos. El cambio viene primero de nosotros, y como tal, debemos empezar a tratar nuestros pequeños gestos diarios como lo que son: un arma para luchar contra el gran problema medioambiental que tenemos.

Beneficios de la mochila para merienda

 A la hora de elegir la “equipación” necesaria para salir con la bici, ir de excursión en familia o simplemente dar un paseo por tu parque favorito, son muchos los aspectos que se tienen en cuenta. ¡Y la mochila para merienda no es una excepción! El Snack’n’Go es perfecto para todo tipo de actividades, y aquí van algunos de sus beneficios:

Se adapta perfectamente a la comida que quieras llevar

Además de ser cómodas y prácticas, estas mochilas para la merienda tienen el tamaño perfecto para guardar en ellas lo que quieras, frutas, sándwiches, tortitas de arroz… ¡Las posibilidades son infinitas! Y es que es muy importante realizar las cinco comidas al día que proponen los nutricionistas, y no dejarse llevar por los típicos tentempiés de máquina. Por ello, el Snack’n’Go apuesta por un diseño ideal para que puedas llevar desde casa cualquier tipo de alimento.

No se escapa nada que pueda manchar:

Una de las razones por las que la gente sigue consumiendo papel de aluminio es por la “seguridad” que da su material y las múltiples capas que le podemos dar, por ejemplo, a un bocadillo. ¡No nos engañemos! Existen alternativas a este contaminante producto que, además de tener el mismo uso, contribuyen a la mejora del planeta. La mochila para merienda es la opción sostenible e inteligente; ya que además de ser sustentable, su material impermeable evite que haya manchas de aceite o salsas. Su cierre superior asegura la sujeción y el resguardo de tus snacks favoritos. Sencillo pero efectivo, ¿verdad?

Es fácil de transportar

A veces, y aunque luchemos para evitarlo, la pereza nos invade, al fin y al cabo, está considerada un pecado capital por algo. Y es que es habitual pensar que aquello sostenible o ecológico conlleva más esfuerzo y dedicación que aquello más tradicional. La realidad es que… ¡no es cierto! Y la mochila para la merienda es un claro ejemplo de ello: no solamente es fácil de transportar debido a su ligero peso, sino que encima ocupa poco espacio para llevarla donde quieras. Así, tu merienda estará más que protegida en caso de excursiones imprevistas o tardes de juegos en el parque.

 

Por todo esto y mucho más, la mochila para la merienda es un indispensable para tus meriendas saludables y sostenibles. Tenemos en nuestras manos el poder ser más responsables con la madre Tierra, ¡y el momento es ahora!