ENVÍO GRATIS a partir de 30€ (península)

¿Hay algo más tierno que un recién nacido? Si estás embarazada o ya has sido mamá seguro que sólo piensas en lo mejor para el futuro de tu bebé, y si puedes mejorar el entorno de ambos utilizando productos de puericultura ecológicos, mejor que mejor.

Quieres apostar por un consumo más responsable en la crianza de tus hijos, pero… ¿A qué le llamamos eco crianza? No existe un sello ni un certificado oficial que determine cómo criamos a nuestros hijos, pero podemos establecer algunos criterios para entender mejor el mundo de la crianza eco sostenible. Hay tantas maneras de criar a un bebé como padres en el mundo. Tanto si eres una madre muy comprometida con la sostenibilidad como si estás empezando a cambiar de hábitos para hacer tu día a día más verde, aquí va información valiosa sobre crianza ecológica para motivarte y guiarte. ¡No te la pierdas!

Cada vez más padres están eligiendo un nuevo tipo de crianza para sus hijos, teniendo como bases la preocupación por el medio ambiente y un estilo de vida saludable. Por tanto, hablamos de hábitos que contribuyen a criar a tu bebé de una manera más amable con el medio con productos de puericultura sostenibles.  ¿Y qué puede usar tu bebé?

En primer lugar, hablemos de su alimentación. Nada más natural que la lactancia materna, es lo que el niño necesita con la temperatura justa. En caso de que no puedas hacerlo o que la leche que produces sea insuficiente, existen leches con fórmulas totalmente orgánicas para alimentar de tu pequeño.  Y cuando empiece a comer sólidos, ya sabes que al igual que para los adultos, los mejores alimentos son y serán siempre los de temporada, evitando así todos aquellos que se producen de forma artificial.

Su Ropita

En cuanto a todo lo demás, los productos de puericultura pueden avanzar hacia una gestión más sostenible, por ejemplo en cuanto a la ropa. Sabemos que los bebés crecen a la velocidad de la luz, y que en pocas semanas lo que hoy le queda perfecto mañana será pequeño. Para que esta ropa siga teniendo vida útil, puedes regalársela a amigos de confianza que vayan a ser padres, venderla o donarla. Existen ONGs que ayudan a familias sin recursos o madres en riesgo de exclusión, como Casa Cuna,  Fundación Madrina o Fundación GLORR. GLORR por ejemplo, colabora con muchos centros educativos donde reparten bolsas en las que los padres meten la ropa y calzado que ya no usará su familia. Una segunda vida para la ropa de bebé siempre es una buena idea.

productos puericultura

Lo mismo ocurre con la ropa de cama. Para ser lo más ecofriendly posible, lo ideal es que compres ropa de cama hecha de materiales naturales y coloreada con tintes que no dañen el medioambiente.

Los Pañales

No podíamos continuar este post sin hablar del producto de puericultura por excelencia, y el que más dolores de cabeza suele traer: los pañales. Si eres madre, sabes que los pequeños gastan MUCHÍSIMOS pañales desechables al mes, y esto a parte de no ser en absoluto ecológico, es un dolor para el bolsillo.

¿Sabías que un bebé gasta una media de 4.000 pañales? Cuando se lanzaron en el mercado los pañales desechables fueron una auténtica revolución, sus polímeros súper absorbentes  mantienen el culito del bebé seco durante horas aunque haga varias veces pis. Todo muy bien hasta aquí, pero… sus materiales son un GRAN INCONVENIENTE. Si no quieres generar residuos difíciles de eliminar, ¿Por qué no utilizar pañales ecológicos reutilizables?

Poco a poco se está implementando el uso de pañales reutilizables de tela (sí, iguales a los que usaban nuestras anteriores generaciones). Pueden ser de una o dos piezas y el único problema que pueden traer al principio, es el de lavarlos a mano, pero como todo, la cuestión es acostumbrarse. Con la práctica te resultará muy sencillo utilizarlos y no solo eso, ahorrarás dinero y podrás utilizarlos para otro “baby”.

Las braguitas de tela son diseños variados y coloridos en los que se introduce una toallita absorbente que se irá cambiando cuando el pequeño haga pis. El conjunto completo es lavable, y recuerda que para ser respetuoso con el medioambiente tienes que gestionar bien tanto el gasto de agua, como la energía y el detergente para limpiarlos.

productos puericultura

Cabe mencionar la mejora de la libertad de movimiento si dejamos al bebé sin pañal. El efecto positivo es especialmente fácil de ver en dos etapas evolutivas importantes: la primera, cuando el bebé empieza a girarse, y la segunda, cuando empieza a caminar. Aparentemente, el hecho de tener un «paquete» entre las piernas frena estos movimientos, mientras un bebé sin pañal los realiza con más facilidad.

Teniendo en cuenta todas estas ventajas, estaríamos ante una alternativa no solo sostenible, sino que también más respetuosa con las necesidades de movimiento y confort del pequeño.

Otros productos de puericultura

Existen otros productos de puericultura como cunas, carritos y tronas que cuando el bebé deja de necesitarlos están en perfecto estado. En este caso, puedes comprarlos o venderlos en un montón de webs de segunda mano, existen incluso especializadas en productos de puericultura como BabyEco, que también disponen de un taller para arreglar desperfectos en carros de paseo para así alargar la vida del coche lo máximo posible ahorrando recursos y evitando generar residuos.

productos puericultura

¿Y los juguetes?

Los juguetes de bebés son sencillos: sonajeros, peluches… Por ello, puedes aprovechar materiales que tengas en casa para construir juguetes caseros. Si no eres habilidoso o prefieres comprarlos hechos hay opciones ecológicas, fabricadas con materiales biodegradables, como madera de origen sostenible. Y cuando quieras deshacerte de ellos, no olvides darles una segunda vida, muchos niños pueden disfrutar con ellos.

Y tú, ¿qué alternativas ecológicas empleas en la crianza de tu bebé?

productos puericultura

No hay productos