Para algunos viajar es algo imprescindible. Uno de los grandes atractivos que tiene moverse por el mundo es conocer distintos lugares, culturas diferentes, incluso otro tipo de climas. Pero… ¿y si hablamos de la gastronomía? Y es que no hace falta moverse mucho para descubrir ingredientes y platos distintos a los que estamos habituados. Cada lugar tiene su gastronomía local y sus pequeñas peculiaridades a la hora de ponerse entre fogones, todo ello fruto de siglos de historia y tradiciones.

En cada población y en cada parte del mundo sus habitantes se adaptan a lo que la madre tierra les ofrece en sus respectivos lugares de origen. Por ejemplo, en Asia el arroz es clave en su dieta, o en países mediterráneos tenemos el trigo como el cereal esencial. También en América, el maíz es una parte fundamental en la base de sus platos; y es que cada país tiene sus alimentos “madre” dependiendo de la zona en la que se encuentre.

La alimentación forma parte de nuestra supervivencia, y como ya sabemos, de la necesidad de adaptarse a lo que hay disponible. Pero también, la alimentación es fruto del contacto con otras culturas, así llegaron a Europa alimentos hoy muy básicos como la patata o el tomate, ya adaptados a nuestra dieta. Y es que resulta muy interesante ver como cada parte del mundo tiene sus peculiaridades, así que… ¿qué tal si le echamos un vistazo a otras culturas? ¡Vamos allá!

Para empezar es interesante tener claro que quizás lo que en otros lugares del mundo es “lo normal” para nosotros puede resultar extraño o un tanto “diferente”, desde no poner los codos en la mesa por respeto, hasta la forma en la que ponemos los cubiertos. Así que, vamos a ver cuáles son las costumbres más destacadas en diferentes países como Bélgica, Taiwán, Alemania, USA, Noruega, Chile, y por supuesto, España.

 

Bélgica

En este caso nos planteamos ciertas preguntas empezando por los más pequeños. ¿Qué suelen comer en el cole? ¿Suelen llevarse la comida o por otra parte prefieren comer en el comedor? Pues bien, los niños en Bélgica normalmente suelen comer tanto la comida del comedor como su almuerzo traído de casa. Eso sí, si llevan el almuerzo de casa normalmente son bocadillos y los llevan en sus luchboxes.

En cuanto a los adultos, ¿qué suelen llevar a la oficina para comer? En este caso, todo dependerá del tipo de restaurantes que tengan cerca de su localidad de trabajo. Y si llevan su comida de casa al trabajo, normalmente comen también bocadillos que llevan en sus lunchboxes.

En los momentos de ocio, en Bélgica es más común ir de restaurante que de picnic. En los restaurantes no tienen como costumbre pedir las sobras una vez terminan de comer.

Finalmente, cabe destacar que en los supermercados Belgas empiezan a aplicar normativas contra las bolsas de plástico. En este momento algunos supermercados prevén alternativas como bolsas reutilizables o de rejilla para almacenar verduras, frutas, etc.

 

Taiwán

El cerdo, el marisco, el arroz y la soja son los ingredientes más comunes. La ternera por otra parte es mucho menos común, sobre todo entre la población más adulta que evita consumirla. Esto se debe en parte a que algunos taiwaneses son budistas y no son afines a sacrificar ganado útil para la agricultura, y por el apego emocional hacia estos animales de labranza. Curiosamente, la versión taiwanesa de la sopa de fideos con vaca sigue siendo uno de los platos más populares del país, que suelen llevar en su porta sopas y comer directamente del recipiente.

También son comunes los restaurantes vegetarianos con una amplia carta, debido principalmente a la influencia del budismo.

La cocina taiwanesa también ha estado influenciada por su ubicación geográfica. Al vivir en una isla superpoblada, los taiwaneses tuvieron que buscar fuentes de proteínas fuera de las granjas. Como resultado, el marisco y el pescado destacan en su gastronomía, incluyendo desde peces grandes como el atún, hasta las sardinas y las anchoas.

 

Alemania

En Alemania es común que las patatas se cocinen un poco más para que estén más blandas. Tienen por costumbre aplastarlas con el tenedor y no cortarlas con el cuchillo. Usar un cuchillo significa que las patatas no están listas para ser servidas, ¿lo sabías?

En cuanto a las paradas entre horas para un snack, para ellos es algo necesario, aunque en su mentalidad se sitúa entre una práctica de placer y practicidad.

Los alemanes disfrutan de sus comidas y prefieren comer en compañía. Pero no hay una cultura de socialización tan grande como podemos tener en España. Las comidas fuera de casa son momentos de desconexión y descanso del trabajo para coger fuerzas. Por lo tanto, lo importante es la practicidad como comentábamos, su cultura de la productividad les hace comer bien para seguir produciendo bien.

Cabe destacar también que sus comidas son cada vez más saludables. También combinan recetas elaboradas con sándwiches, recetas específicas para el tupper o las propias sobras del día anterior.

 

USA

Estados Unidos es tan grande como su variedad multicultural. Sin embargo, la etiqueta y los modales en la mesa son muy similares en todo el país, y tampoco demasiado diferentes a las costumbres europeas. Un dato curioso es que los americanos son menos dados a las citas gastronómicas formales que los europeos.

La mayoría de los norteamericanos come tres veces al día, desayuno, comida y cena. La hora del desayuno suele rondar entre las 7:00 y las 8:00 de la mañana. Cereales con leche, zumo, café, pan de molde tostado, pancakes o muffins son los alimentos más habituales. Algunas familias también preparan huevos revueltos o tortilla, bacon o salchichas. También existen cajas precocinadas y congeladas en el supermercado con sándwiches de huevo y bacon o con pancakes o waffles ¡para calentar y listo!

La comida suele ser un sándwich, una ensalada o un trozo de pizza, y se suele hacer entre las 11:30 y las 12:30 de la mañana.

La cena es la reina de las comidas en Estados Unidos, y es que después de todo el día fuera de casa las familias se juntan para cenar todos al mismo tiempo y hablar sobre cómo ha ido su día. Se suele cenar entre las 6:00 y las 7:00 de la tarde.

 

Noruega

La cultura alimentaria de Noruega es rica en mariscos, pero la comida más típica es el queso marrón en rodajas finas que se come con pan. Otros alimentos muy populares son el salmón curado o ahumado, y el filete de ballena.

El desayuno generalmente incluye pescado, pan crujiente o pan plano, yogur, queso, café o leche. En el almuerzo suelen tomar café, comer fruta o el popular sándwich abierto con queso, carne fría o paté. En la cena, son comunes las zanahorias o patatas hervidas combinadas con pescado y carnes de ballena, pollo, ternera, cerdo o pollo.

¿Y cuál es uno de sus platos estrella? El taco noruego es muy famoso, y es que los tacos se han convertido en un alimento consentido no solo en México, sino que también en el mundo. ¡Y cómo no! es imposible resistirse, y en países como Noruega los aman tanto que ¡incluso les dedican un día a la semana! Para los nórdicos, todos los viernes es día del taco.

Y en sus días populares, ¿qué suelen comer? En el Día de la Constitución por ejemplo, los noruegos lo celebran comiendo pan plano, carnes secas en rodajas finas y cerveza.

 

Chile

Las empanadas chilenas que no falten. Este es uno de sus platos estrella junto con el pastel de choclo (maíz) y la cazuela.

En cuanto a los hábitos de los más pequeños, en Chile la mayoría de niños llevan su propia comida al cole, así pierden menos tiempo en ir a la “cantina” del cole. Normalmente lo que hace la mayoría de las familias es mandarles la comida o el snack desde casa en sus loncheras. Muchos niños prefieren el formato de sándwich o algo rápido para poder usar el tiempo de almuerzo en jugar.

Los adultos en el trabajo, actualmente prefieren llevar su comida, tanto por costo como por tiempo. En general en las oficinas siempre hay un microondas para que puedas calentar tu comida, por lo que los trabajadores llevan muchas veces su comida para calentar. Pero de todas formas, la alternativa del sándwich es bastante usada. Aún así, varios estudios avalan que en Chile aproximadamente el 50% de los adultos prefieren comer en un restaurante por cuestiones de status.

Los fines de semana la gente acostumbra a ir de picnic, especialmente ahora con el Covid 19. Y si van de restaurante, no está mal visto que la gente se lleve la comida sobrante, a menos que hablemos de un restaurante de alto nivel.

En cuanto a los supermercados, en este país la normativa contra las bolsas de plástico descartables es muy fuerte. Los supermercados no pueden entregar bolsas de plástico, ¡está prohibido!

 

España

Y como no… no podíamos olvidarnos de España. Ese lugar en el que la sobremesa es un clásico. Nos gusta disfrutar de la digestión mientras charlamos y nos relajamos con algún buen postre, café, o por qué no, un chupito.

Aquí hablamos de la comida como un momento lleno de vivencias en el que es tan importante lo que se come y con quién se come. Comer forma parte de la identidad cultural española, se come para socializar y se socializa comiendo.

Son momentos de desconexión del trabajo y de conexión con los tuyos. Es también un momento de recompensa y de “me lo merezco”.

Algunas de las recetas más famosas de la gastronomía española son la paella (uno de los platos más internacionales), la tortilla de patatas, el cocido madrileño, el pulpo a la gallega, el jamón serrano, el gazpacho o el salmorejo. Y es que la gastronomía española es bastante variada.

En cuanto a los más pequeños, suelen llevar un bocata para su break de media mañana, y los adultos suelen tener su momento de café. Para comer, suelen prepararse recetas de tupper para la oficina o algún día pueden ir a un restaurante, sobre todo los jueves o viernes que son vísperas de fin de semana. Las calles españolas los fines de semana están llenas de bares con terrazas, en las que la cerveza es una de las bebidas más solicitadas.

Como hemos visto, la gastronomía es una parte fundamental de cualquier cultura. Teniendo como base los recursos naturales comestibles y las costumbres de cada localidad, pueden variar las formas de preparación o la propia mezcla de ingredientes. Si nos paramos a pensar en las diferentes zonas del planeta en las que nos podemos encontrar, el qué comer y el cómo hacerlo, es y será uno de los mayores símbolos de identidad de un país.

 

“Dime qué comes y te diré de dónde eres”.