ENVÍO GRATIS a partir de 30€ (península)

Porque vivir sin plástico es posible, hoy te traemos un tema que seguro te va a encantar. Parece una odisea que a día de hoy podamos vivir sin plástico ya que estamos día tras día rodeados por todas partes de este material, pero sin lugar a dudas este es un hecho que por suerte está cada vez está más presente en la mente humana, concienciándonos sobre la importancia de eliminar de nuestras vidas este grandísimo enemigo del medio ambiente.

La vida cambia y las costumbres también, y vosotros? Cómo lleváis el cambio? Con las noticias que escuchamos día tras día lo único que podemos decir es que la cosa se está poniendo fea, y en nuestras manos está ponerle solución a problemas que el propio ser humano ha creado.

Piénsalo bien, cuanto plástico utilizas y total para unas horas… las bolsas de tela en cambio nos proporcionan ventajas como su durabilidad, el ahorro, la estética y su calidad.

  • Las bolsas de plástico son dañinas y muy contaminantes para nuestro planeta. Este es el motivo principal por el que debemos evitar los plásticos a toda costa. Sabemos que en su producción se emiten gases de efecto invernadero e incluso en su reciclaje, por tanto, lo ideal sería consumir el menor plástico posible tanto por su producción como por sus consecuencias en el entorno natural. Muchos animales marinos como por ejemplo las tortugas, confunden este material con medusas y las ingieren muriendo intoxicadas, un problema que cada vez afecta a más especies, e incluso al ciclo de alimentación humana. Sabemos que los plásticos contaminan, pero una vez descompuestos siguen permaneciendo micropartículas que son consumidas por el plancton y así se incorporan en la cadena alimenticia. ¿Sabías que una sola bolsa de plástico tarda 1000 años en descomponerse?
  • Las bolsas de tela duran mucho más que las de plástico, y por tanto te garantizan una durabilidad a largo plazo aguantando más peso.
  • El ahorro es claro. Las bolsas de tela evitan que compres de las de plástico cada vez que haces una compra. Además, cada vez son más caras… ¿Por qué será? Hace unos años cuando nos exigían pagar las bolsas de plástico en el supermercado poníamos el grito en el cielo, y ahora tanto por el ahorro como por la concienciación, cada vez somos más los que llevamos nuestra bolsa de tela allá a dónde vamos.
  • Estéticamente hablando son más “monas”. Hay modelos realmente originales y personales, cada vez más personas las eligen para ir de compras o mismamente para ir a trabajar. Las bolsas de tela están de moda, y lo sabes. Si nos remontamos a tiempos atrás, las bolsas de tela en realidad son las de toda la vida, seguramente tus antepasados las utilizaban desde para guardar el pan hasta para las pequeñas compras. Además, si eres de las que les gusta ir a la moda, puedes escoger entre diferentes modelos o personalizar tu propia bolsa y tenerla siempre a mano para cualquier imprevisto. ¿Qué más se puede pedir?

¿Necesitas más razones? ¡Cambia de bolsa!

Ventajas de la tela frente al plástico para tus alimentos

La cocina es uno de los espacios en los que seguramente te encuentres con más plástico. Los envases, el papel de plata o el film se han convertido en algo rutinario, pero quieres saber cómo reducirlos?  Sigue leyendo el post, tranquil@ hay solución para todo.

Si lo que estás buscando es un envoltorio ecológico para tus alimentos, existen diversas soluciones como las bolsas de tela ideales para tu comida. Hay opciones divertidas y originales que nada tienen que envidiar al plástico, sino todo lo contrario, diseños innovadores y ecológicos que ayudarán a cuidar tanto de ti como del medio ambiente. Y no solo eso, además es una alternativa muy bien acogida por los más pequeños. Toma ya!

rolleatEstas alternativas son perfectas para salir a la calle o ir al trabajo diciendo adiós al plástico, las bolsas de tela para bocadillos o snacks son fáciles de transportar y fáciles de limpiar. Además, si para el bocadillo necesitas mantel, puedes desplegar el porta bocadillos y adiós problema! Un detalle muy práctico que cada vez gusta más.

¿Y para congelar? ¿Cuál es la mejor opción que se adapta a ti?

Si quieres que tu congelador sea un territorio libre de plástico para congelar tus alimentos, la respuesta vuelve a ser las bolsas de tela. Sabemos que congelar sin plástico es un asunto tanto del planeta como de tu salud, por ello, te recomendamos la tela para conservar tu comida con total seguridad y sin un gramo de plástico. Sea el alimento que sea, la bolsa de tela es muy útil y no ocupará espacio en tu congelador, y si eres de los que congela el pan, te recomendamos partirlo en rebanadas antes de congelarlo, evitarás luchas mañaneras con la barra de pan.

Ya lo sabes, son reutilizables, ahorras dinero y evitas tener que comprar bolsas de plástico, son prácticas tanto por su transporte como por su resistencia y son más “molonas”. Pásate al lado de la tela y obtendrás múltiples ventajas, las bolsas se pueden guardar en el coche, en el bolso de mano o en cualquier lugar que no te ocuparán mayor espacio que las de plástico, teniéndolas al alcance de tu mano en todo momento. Sin olvidar que son mucho más bonitas y vistosas, ideales para ir a la última y sobre todo, ser sostenible.

¿Y tú? ¿De que bando estás?

¡Cambia de bolsa!

bolsas de tela

No hay productos