ENVÍO GRATIS a partir de 30€ (península)

El nuevo reto que inunda las redes sociales se ha convertido en un viral que tiene como fin limpiar las playas de gran parte del mundo convirtiéndose así en un acto de conciencia ecológica.

Seguramente alguna vez que hayas ido a la playa te habrás encontrado con colillas de cigarrillos o con algún plástico tanto en la arena como en el mar. Precisamente contra este tipo de escenas y para acabar con el problema de los residuos en las playas, el “Trastag Challenge” llega para remover la conciencia ecológica de todos.

Por suerte el activismo ciudadano ha sabido aprovechar el poder de las nuevas tecnologías para realizar denuncias sociales. Su nombre está formado por la unión de las palabras en inglés “trash” y “tag”, cuyo significado en español sería basura y etiqueta respectivamente. Actualmente este hashtag acumula más de 115 mil posts de usuarios de distintas partes del mundo que se han unido al reto: desde México o España hasta Filipinas, Nepal o Australia. ¡Impresionante!

Las redes sociales se han llenado de publicaciones con este hashtag lleno de contenido visual que consiste en limpiar las playas y otros lugares recogiendo la basura que deja la gente.

¿Cómo remueve la conciencia ecológica el “Trashtag Challenge”?

Si quieres participar en este reto tienes que sacarte una fotografía con toda la basura que vas a recoger y etiquetar a tus amigos para que sigan el ejemplo y la cadena sume y siga. Lo ideal es plasmar el antes y el después para poder hacer una comparativa sin olvidarte del hashtag #trastag.

Cada vez existe una mayor comunidad de personas concienciadas con los problemas que nos rodean y el nuevo reto de conciencia ecológica quiere extenderse como una gran ola verde por todo el mundo reivindicando un cambio en nuestros hábitos de consumo y producción. Este reto no sólo promueve la limpieza de playas por todo el mundo, sino que involucra a sus participantes en la limpieza de parques, bosques u otros espacios naturales que puedan estar siendo afectados por la mala gestión humana.

Por suerte y a través al “Trashtag Challenge” cada vez son más las zonas que han sido rescatadas gracias a la acción solidaria de miles de personas de todas partes del mundo. Sus consecuencias no pueden ser mejores, la población no sólo ayuda a mejorar el planeta sino que predica con el ejemplo reduciendo basura en diferentes aspectos de sus vidas creando conciencia en cada vez más colectivos, un problema que nos afecta a todo ser vivo terrestre y que debe acabar sumando granitos de arena por parte de todos.

¿Te sumas?

 

No hay productos