ENVÍO GRATIS a partir de 30€ (península)

Los desplazamientos en transportes sostenibles son la base del cambio. Cada vez somos más los que nos desplazamos en bicicleta a cualquier lugar, sobre todo, en grandes ciudades en las que los atascos, la contaminación y los costosos parkings son algunos de los muchos factores que han impulsado a la bicicleta a ocupar un lugar cada vez más relevante en nuestras calles.

Son muchas las ciudades que han estimulado el uso frecuente de este medio de transporte, implementando mejoras en su movilidad urbana e impulsando medidas que ayuden a cuidar más de nuestro planeta. La ciudad condal se ha convertido en una de las ciudades referentes para moverse en bicicleta, encabezando el ranking de ciudades españolas “bike friendly” y situándose entre las mejores 20 ciudades a nivel mundial. También, es ciudad referente en desplazamientos sobre «skates», llegando a convertirse en la sede de los World Roller Games, el mayor evento mundial que agrupa los campeonatos de todas las disciplinas de roller sports.

La implementación de nuevos carriles bici por toda la ciudad de Barcelona ha supuesto que cuente con más de 200km de carriles dedicados a este medio de trasporte, 6.000 bicicletas de préstamo del canal Bicing repartidas en 480 estaciones que actualmente están siendo reformadas mejorando su adaptación a la nueva modalidad eléctrica. A día de hoy cerca del 90% de la población ya dispone de un carril bici a menos de 300 metros de su casa.

 

Cada 19 de Abril celebramos el día mundial de la bicicleta. Transportarse a golpe de pedal es más que una tendencia, por ello, os comentamos una serie de rutas recomendadas para recorrer la ciudad de Barcelona de forma sostenible, amena y divertida ¿Comenzamos?

La montaña de Montjuïc

Este recorrido consta de una dificultad media-alta ya que se desarrolla entre zonas de pendientes con espectaculares vistas del litoral de Barcelona. Desde su salida en plaza de España la subida más suave la podemos realizar a través de la avenida del Estadi, pero también podemos ascender por la calle de Lleida y el paseo de Santa Madrona.

En este trayecto, podrás encontrarte desde museos, instalaciones deportivas, el conocido Palau de Sant Jordi, el Estadi Olimpic, hasta el Poble Espanyol y los jardines de Miramar, una excelente opción para recorrer una parte importante de la ciudad.

 

 

 

 

 

 

El litoral, Barcelona-Badalona

Un trayecto por todo el frente marítimo de la ciudad. Se trata de un recorrido de aproximadamente 10km que al igual que la anterior ruta, forma parte de la Ronda Verda. En este trayecto podrás disfrutar del monumento a Colón, de la Barceloneta (una de las playas más conocidas de la ciudad), de la desembocadura del río Besòs o del Fórum.

Apostamos por vistas imprescindibles de la ciudad de Barcelona en un recorrido de dificultad baja debido a la llanura de la superficie, y en la que se debe intercalar el carril bici con zonas peatonales, por lo que debemos mantener la precaución en todo momento a la hora de circular.

Del interior a la costa: Montcada-desembocadura del Besòs

El trayecto de 13km parte desde el municipio de Montcada y recorre el parque fluvial del Besòs, pasando por Santa Coloma de Gramenet hasta llegar a Sant Adrià del Besòs. En este caso, contemplarás de las vistas del parque de las Aigües (en el que se puede ver el Rec Comtal, un canal que abastecía antiguamente agua a Barcelona) y del puente del ferrocarril en Sant Adrià.

Finalmente, tras llegar al paseo marítimo, podrás seguir el recorrido si te encontras con fuerzas, girando hacia la derecha con destino Fórum, o hacia la izquierda dirección Badalona. ¡Ánimo! Las vistas merecen la pena.

Para los más deportistas: El Camí de Sant Jaume

El camino Catalán de Santiago es una opción de trayecto para los más deportistas en esta modalidad. Con un recorrido de 494,23km, esta ruta transversal invita a conocer el interior de Cataluña comunicando Gerona, Montserrat y Lérida.  Aunque inicialmente nació como una ruta espiritual, lo cierto es que en la actualidad representa un hermoso recorrido que permite gozar y disfrutar de una gran cantidad de recursos naturales, paisajísticos y culturales.

Por tanto… ¿Por qué debemos movernos en bicicleta?

Primero, es un medio de transporte sostenible, asequible, limpio y ecológico, que contribuye al cuidado ambiental y es beneficioso para la salud, ayudando tanto a la educación como a los hábitos deportivos.

Segundo, fomenta la participación social, permitiendo al ciclista conocer el entorno que le rodea de primera mano.

Tercero, su mensaje es claro, positivo y directo: consumo sostenible, beneficioso y divertido.

¿Qué más se puede pedir?

                                                         BARCELONA EN BICICLETA, BARCELONA SOSTENIBLE.

No hay productos