ENVÍO GRATIS a partir de 25€ (península)

El mejor invento de la historia es internet, ha sido una revolución mundial y a todos los niveles.”

El peor la licuadora, no hay manera de limpiarla bien”.

Pep Torres, Soy creativo, un paraguas que lo engloba todo. Tengo 49 años, aunque prefiero vivir 49 veces cada año. Soy muy reflexivo, aunque me encanta reír. Un objeto: Mi Royal Enfield del 50, una estética y un sonido muy elegantes. Una tendencia: el Energy Harvesting. Las ideas deben cumplir un objetivo.


 ¿Cómo te definirías?

Me han llamado de todo, hasta activista, pero me siento creativo, un paraguas que lo engloba todo: escritor, inventor, músico, etc.

¿Eso qué quiere decir?

Desarrollo la creatividad en un sinfín de lenguajes diferentes, lo que no quiere decir que sea un buen creativo, pero eso me hace muy rico para poder trabajar en muchas facetas.

¿Una ciudad?

Por encima de cualquiera, Barcelona, la playa, el sol… Aspiracionalmente diría Nueva York, aquí mi trabajo da un 1 y allí sería un 10. Iconográficamente mi elección es Londres: sus calles, los taxis, los buses, los pubs, la historia, pero llueve demasiado como para vivir.

¿Cómo te mueves en tu día a día?

Con moto, me encantan las british de los 50 y cuando vi la Royal Enfield la hice mía, adapté el sillín y ahora siempre voy con ella.

¿Qué estado de ánimo te define?

Me considero divertido, el sentido del humor, la risa siempre está presente. Pero soy muy reflexivo, me gusta pensar, no puedo evitarlo.

¿Cómo te surgen las ideas?

Ir encima de la moto me ayuda a pensar. El ruido del motor, el aire, el pasar del paisaje, la sensación de libertad. Aunque hay dos tipos de ideas.

¿Cuáles?

Ideas por encargo e ideas espontáneas. Por encargo, yo las afronto con 8 horas de documentación dejo pasar una semana y 8 horas más. Ese es mi proceso de trabajo.

¿Y las espontáneas?

Estas son más difíciles. A mí me surgen de forma innata. Al ver un objeto, oír una canción, recordar cualquier cosa, en ese momento se establece una relación neuronal de la que surge una idea que resulta obvia y clara.

¿Podemos estimular esta espontaneidad?

Ser muy curioso. Tener una biblioteca mental llena de entradas procedentes de diferentes campos. Diría que la forma es la curiosidad, preguntar, leer, buscar…

¿La crisis estimula las ideas?

La crisis, hay que decirlo ya, es una gran mierda. Hay gente que lo está pasando muy mal. Puede estimular las ideas, pero la mayoría son a corto plazo y acaban fracasando al cabo de 1 año. Las que triunfan son la excepción.

¿Qué ideas triunfan?

Aquellas en las que hay tiempo para planificar. Pensadas a medio y largo plazo y las que se afrontan sin miedos ni prejuicios, como es el caso de Roll’Eat. Una buena idea pensada y llevada a término.

Voy a poner un ejemplo: Cuando no hace sol no es que no haya sol, son las nubes que lo tapan. Los adultos tenemos muchas ideas, pero tenemos muchas nubes, sea miedo, prejuicios, baja autoestima, mil historias que nos incapacitan para verlas.

¿Cómo podemos disipar estas nubes?

Es complicado. Los niños en ese sentido lo tienen más fácil, les sale de forma natural. A los adultos les cuesta mucho romper estas barreras.

¿Y entonces?

Yo antes, todos los viernes me encontraba con personas durante 45 minutos para que me explicaran su idea. Y en muchos casos se la tumbaba y encontrábamos otra.

Vaya…

Pero en muchos otros me dedicaba a convencerlos para que realizaran su proyecto, y sabía que a pesar de todo, de sus ganas, de la ilusión que demostraban en el despacho, al salir no lo harían. La música se habría ido a otra parte y las nubes volverían a su cabeza.

¿Y eso?

Estamos llenos de miedo, de nubes que nos dificultan confiar en nosotros mismos. Hay que saber auto estimularse, cada uno a su manera. Encontrar una referencia para volver a la confianza en uno mismo y la ilusión por el proyecto para no decaer en el proceso.

Esto es algo que hacías antes en el MiBa, un espacio para la creación y la invención

Creé el museo porque no lo pude evitar, quería hacer algo y todo me llevó a hacer esto. Con 298 euros en la cuenta y tras 20 visitas con mi Mac a los bancos, conseguí el crédito para hacerlo, ahora el MiBa es mi Paco Marsó y yo soy su Concha Velasco. (Risas). Ahora estamos preparando unas colonias para niños en Cardona y pensando como darle una vuelta al MiBa, vamos a reinventar el museo.

Un museo de inventos que se reinventa ¿Lógico, no?

No puedo parar quieto. Creé el museo para tener una plataforma. Por decirlo, yo era un cocinero sin restaurante, ahora ya lo tengo. También te digo que en 4 años yo no estaré aquí, estaré en otra cosa. Aunque el MiBa seguirá y espero que en más países.

PUNTOVERDE-1

Pep Torres ha sido definido de mil maneras, y es que su mente trabaja “en muchos planos diferentes”, se ha ganado la vida como inventor, pero sobretodo como creativo y es que lo es. Ahora está inmerso en varios proyectos: una remodelación de su museo, el de las ideas e inventos (MiBa), un libro sobre creatividad y en una línea de mobiliario infantil con certificado anti-monstruos. Los niños no volverán a pasar miedo a la hora de ir a dormir. ¡Gracias Pep!

 

No hay productos