ENVÍO GRATIS a partir de 30€ (península)

Primer viernes de septiembre y ya huele a tranquilidad para muchos de vosotros ¿verdad? Los fierecillas vuelven a la rutina y aunque ahora todos los preparativos sean una locura, es tiempo de planificar y meternos de lleno en un nuevo curso con la misma ilusión que años anteriores. Revisión de tallas de uniformes, libros, mochilas… ¡qué remedio!

Muchos de nuestros hijos esperan septiembre con ilusión, el colegio es toda una experiencia para ellos en sus primeros años de vida, y para nosotros que contamos con orgullo que “nuestro niño” comenzará el cole ¿para qué mentir? Es importante que como padres les ayudemos a mantener esa motivación por volver a las aulas, el colegio es un lugar en el que pasarán muchas horas al día y ellos deben disfrutar de esos momentos y experiencias que no volverán.

La vuelta al cole es algo que como madres y padres de familia nos cuesta, pero como hay que hacerlo sí o sí, intentemos hacerlo siempre con paciencia y de la forma más sostenible posible, cuidar el planeta sigue siendo un tema que nos compete a todos. Si quieres habitar en un planeta más sano es importante que empieces por el principio fomentando valores de sostenibilidad ecológica en los más pequeños (que son como esponjas) que aplican y predican todo lo que les enseñas.

Como ya sabes es muy importante que cuides el medio que nos rodea, e incluso para preparar la vuelta al cole puedes aplicar algunas sencillas iniciativas de sostenibilidad ecológica que ayudarán al único planeta que tenemos ¿Cómo lo ves?

Sostenibilidad ecológica en la vuelta al cole – Reutiliza el material escolar

Lo primero que debes pensar antes de comprar es si realmente lo necesitas. Puedes reutilizar material escolar del curso anterior, siempre que se pueda claro, reutiliza lápices, cuadernos o pinturas que todavía tengan larga vida.

Material escolar: ¿Es necesario comprarle una nueva mochila o la del curso anterior no está demasiado gastada y puede utilizarla un año más? Revisa todo el material del año pasado e intenta aprovechar lo que aún sirva, puede llegar a ser un juego para los niños probar qué rotuladores sirven y cuáles no, y a la vez estarás concienciándolos de forma sostenible haciendo que valoren tanto lo que tienen como lo que les rodea. Lo ideal sería que todos los colegios tuviesen en las aulas todo el material que necesitan, pero sabemos que esto no es así en la mayoría de los casos, lo importante es hacer una lista con lo que realmente necesita y revisar el material del curso anterior.

Libros de texto: El tema de los libros de texto es algo complicado, en épocas pasadas lo normal era heredar los libros de hermanos mayores, primos, vecinos y demás. Actualmente este tema es más difícil ya que muchas veces los colegios cambian los libros de un año a otro, pero se puede seguir haciendo. Por otra parte, ya sabéis que existen comunidades autónomas que han puesto en marcha programas de préstamo o alquiler de libros a los que te puedes sumar a través de las AMPA, es una forma de ahorrar y no solo lo agradecerá tu bolsillo, sino que además ayudarás a proteger el planeta. Antes de lanzarte a comprar los libros de texto asegúrate de haber agotado estas opciones para minimizar uno de los principales gastos de la vuelta al cole.

Ropa: Sabemos que este punto es un poco difícil en edades en las que lo único que saben hacer es crecer y la ropa les dura un suspiro, pero existen opciones de sostenibilidad ecológica para ello. Al igual que los libros, los uniformes pueden pasar de generación en generación si se encuentra en buen estado. También podemos adquirirlos en tiendas de segunda mano en las que sus prendan se encuentran en perfecto estado. Sabemos que el gasto en uniformes puede oscilar entre los 100€ y los 300€ por niño si incluimos también la ropa de deporte, por ello existen webs en las que puedes encontrar uniformes de segunda mano en perfecto estado para todos aquellos que no tienen hermanos.

Compra con cabeza

Hay muchas formas de concienciar sobre la sostenibilidad ecológica entre los más pequeños, y después de revisar todo el material del curso anterior llega la hora del desembolso que muchos tememos. Sin embargo, no está todo perdido, hay algunos trucos para ser más sostenibles y no tan derrochadores.

Un desembolso importante en el inicio del curso académico es el material escolar y un aspecto importante, especialmente para los más peques que tienden a llevarse todo a la boca, es que no tengan compuestos tóxicos. Así, pinturas, plastilinas, pegamentos o rotuladores ecológicos son aquellos que no presentan productos químicos nocivos. Por suerte, existen muchas marcas ecológicas como por ejemplo Giotto bebé o Plastidecor Bic. Y para las libretas, no olvides apostar por aquellas de papel reciclado.

En cuanto a los libros de texto, cada año las editoriales actualizan contenidos y la mayor parte de las veces los hermanos pequeños no pueden aprovechar los libros que estudiaron sus hermanos mayores. Sin embargo, los que tengáis la suerte de que no han cambiado de un curso para otro, podéis encontrar libros de texto de segunda mano en buen estado a través de la red, como por ejemplo en Iberlibro.com

Y a la hora del bocata de media mañana y para merendar recuerda que utilicen porta alimentos sostenibles. Existen porta bocatas reutilizables y bolsitas porta snacks perfectas para que los más pequeños recarguen baterías sin dejar de lado la tan apreciada sostenibilidad ecológica.

Y respecto al transporte, si el colegio de tus hijos no está muy lejos de tu casa, ¿por qué no fomentar ir al cole en bicicleta, caminando o incluso llegar en transporte público? ¡Aparca el coche! No solo estarás ayudando al planeta, sino que inculcarás la vida saludable a tu familia.

Así que, lo dicho, la sostenibilidad ecológica también está presente vuelta al cole, y aunque seguir absolutamente todos los consejos sea complicado, siempre viene bien conocer todas las opciones que existen.

¡Feliz inicio de curso!

No hay productos